Un martillazo de miedo y la promesa del siglo - Deporte

Un martillazo de miedo y la promesa del siglo

La superdotada alemana Betty Heidler, actual subcampeona mundial y recordista planetaria con 79,42, lanzó este jueves un tremendo martillazo (78,07 metros) en el mitin de Ostrava, República Checa que le valió la presea dorada

Autor:

Abdul Nasser Thabet

No hay que ser especialista y mucho menos un gurú del atletismo para reconocer a la velocidad como el evento más seguido en el deporte rey. Sacarle chispas a la pista casi siempre arranca alaridos, rompe gargantas, desborda adrenalina, pone los pelos de punta y obliga a comerse las uñas al más ecuánime de los espectadores.

Sin embargo, cuando en otros eventos inundan la pasarela figuras relevantes y suenan tiempazos y marcas de susto, todas las miradas le conceden un descanso al corre-corre y se posan en esas proezas casi titánicas que solo «extraterrestres» son capaces de lograr.

La superdotada alemana Betty Heidler protagonizó este jueves una película similar. El mitin de Ostrava, República Checa, fue testigo de un tremendo martillazo (78,07 metros), que le valió la presea dorada a la actual subcampeona mundial y recordista planetaria con 79,42. Ese fue el segundo mejor envío de 2012, solo superado por un hueco sin fondo que dejó la bielorrusa Aksana Miankova, tras su disparo de 78,19 metros hace 26 días.

Por detrás quedaron la china Wenxiu Zhang (76,99) y la polaca Anita Wlodarczyk, dueña de 74,81 metros bronceados.

Nuestra única representante en la justa europea, Yipsi Moreno, concluyó en la quinta posición (73,28), con el decimocuarto tiro más respetable de la temporada.

La séptima parada del World Challenge de la IAAF tendrá el grueso de sus competencias este viernes, pero los cinco continentes solo tendrán un evento entre cejas, pues la final del hectómetro para hombres estará en llamas con la promesa del «marciano» Usain Bolt.

El tricampeón olímpico aseguró que ¡tratará de romper su récord de 9,58 segundos en los 100 metros planos!, algo que se atisba casi imposible para los simples mortales. ¿Podrá cumplir su palabra?

Sinceramente, les confieso que la aseveración me pareció más bien una jugada para llamar la atención. Ojalá me equivoque.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.