¿Zapatillas de barro?

El mitin atlético Zapatillas de Oro no brilló lo esperado tras el pobre tiempo del velocista jamaicano, Usain Bolt

Autor:

Abdul Nasser Thabet

No pude evitar la sensación, halarme los pelos, gritar a los cuatro vientos y casi romperme la pierna contra la pared cuando verifiqué el crono del hombre más rápido del mundo, durante la reunión atlética Zapatillas de Oro, acaecida en Ostrava, República Checa.

Si nos guiamos por el resultado en el hectómetro podríamos renombrar el certamen, al menos esta vez: ¿Zapatillas de barro, quizá? Al parecer, para el jamaicano Usain Bolt este fue un jueves de paseo y no de competencia, pues solo trotó y se olvidó de su promesa.

Confieso, me sentí engañado, como un niño chiquito al que le aseguran comprarle un dulce para que detenga el llanto. Pero mi «perreta» sigue. Dijo que iba con todo, que si no rompía su plusmarca al menos levantaba al graderío. Y nada.

Aún no me explico como el dueño del mejor tiempo de la historia en los 100 metros planos (9,58 segundos) no se exige a fondo y gana con un modesto 10,04.

Quizá influyó su pésimo desempeño desde los bloques (tuvo el peor tiempo de reacción de todos los corredores: 0,180 segundos), justificado por la previa descalificación del sudafricano Simon Magakwe, tras una arrancada en falso.

De seguro, el fantasma del Campeonato Mundial de Daegu volvió a rondar la estela del fenomenal velocista, quien entonces perdió el chance de coronarse por segunda ocasión consecutiva en el hectómetro (fue monarca en Berlín 2009), cuando intentó sorprender en la salida y fue invalidado.

«No estoy satisfecho y para nada me sentí completo», confesó Bolt tras quedar bien lejos de su principal resultado de la temporada (9,82), logrado el 5 de mayo en Kingston, Jamaica.

El crono más respetable visto en Ostrava es de 9,83 y tiene la firma del antillano Asafa Powelll en 2010.

La plata en esta edición de 2012 fue para Kim Collins, de San Cristóbal y Nieves (10,19). En tanto, el norteamericano Darvis Patton concluyó tercero (10,22).

Relleno en las zapatillas

Sin embargo, a la decepción de los espectadores por la pobre carrera, se unió la repentina algarabía tras un respetable jabalinazo de la local Barbora Spotakova (67,78 metros y mejor envío de la presente campaña). La vigente campeona olímpica superó a su más enconada rival, Maria Abakumova, matrona universal en 2011 con récord para certámenes del orbe (71,99).

La fornida rusita clavó el dardo 64,34 metros campo adentro y aventajó a la australiana Kathryn Mitchell (64,34).

Otro entretenido show resultó la final de la doble vuelta al óvalo para damas. Pamela Jelimo, de Kenya, demostró que no por gusto es la actual reina olímpica y alcanzó la medalla dorada (1.58, 49 minutos), por delante de Caster Semenya (2.00, 80). La sudafricana aún no ha ganado al máximo nivel y entre las mejores atletas del momento desde 2009, cuando después de su título planetario en Alemania se viera involucrada en un meollo de cuestionamientos y exámenes para verificar su sexo.

Empero, su juventud y talento presagian grandes cosas (solo tiene 21 años), así que a su presea de plata en el pasado mundial, pudiera sumarse un metal en Londres, bajo los cinco aros, y quién sabe cuántas coronas en lo adelante.

El mitin de Ostrava brilló además por el desempeño de la jamaicana Veronica Campbell-Brown, propietaria de 22,38 segundos dorados en los 200 metros (tercer crono de 2012). La escoltaron en el podio las norteamericanas Bianca Knight (22,85) y Tiffany Townsend (23,18).

Entre los hombres dominó esa distancia el estadounidense Wallace Spearmon (20,14). Una pista completa corrió su compatriota LaShawn Merrit antes de proclamarse vencedor, merced a 45,13 segundos. El superdotado atleta posee dos oros en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y cuatro cetros y dos subtítulos en la historia de los Mundiales.

En los 110 metros con vallas ganó Tyrone Akins (13,31 segundos), de Estados Unidos.

Pértiga en mano se lució el francés Renaud Lavillenie (5,90) y con la bala al cuello  descolló el subcampeón del orbe, Dylan Armstrong. El canadiense enfiló bien su cañón y disparó un balazo de 21, 29 metros (séptimo tiro del año).

Por su parte, Vítezslav Veselý alegró a su afición al clavar la jabalina a 85,67 metros, por delante de Andreas Thorkildsen (84,7). El extractase noruego, as olímpico en Atenas 2004 y en Beijing 2008), no se ha mostrado en óptima forma. ¿Podrá lograr la tercera aureola?

Lo que está por venir

La fiesta del deporte rey seguirá sábado y domingo, cuando la segunda parada del Reto de Pruebas Combinadas acoja a los cubanos Leonel Suárez, Yordani García y Yunior Díaz. Leonel, principal decatlonista de nuestro país, no asistió al recién concluido mundial bajo techo por problemas de salud y ahora tratará de conseguir otra medalla olímpica (obtuvo bronce en Beijing).

Además, lideró en 2011 el ranking del IAAF World Combined Events Challenge, para consolidarse como uno de los hombres más completos del atletismo.

También este día 27 se desarrollará el Fanny Blankers-Koen Games, reunión celebrada anualmente en Hengelo, Holanda.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.