Se luce la retaguardia

El entrenador cubano Samuels puso sobre la cancha frente al potente elenco de Rusia una formación inédita con cuatro jugadores —Bisset, Quintana, Fiel y Fundora— recién salidos de la categoría cadete

Autor:

Raiko Martín

NOVI SAD.— La clasificación hacia la final de la presente Liga Mundial de Voleibol trajo un cambio de imagen para la selección cubana, que representada por sus jugadores más jóvenes plantó bandera antes de caer este viernes en cuatro sets frente al siempre potente elenco de Rusia.

La semivacía y calurosa sala Voljvodina de esta ciudad —no hay climatización— fue testigo de la revelación de los menores. Sobre la cancha puso Samuels una formación inédita con cuatro jugadores —Bisset, Quintana, Fiel y Fundora— recién salidos de la categoría cadete, y con ella se llevó la arrancada.

Salvo en el tercer tramo, el resto del partido no fue un paseo para los rusos, quienes deben agradecerle al árbitro egipcio Nasr Shaaban el alivio de no haber tenido que jugar un tie break.

A pesar del tropiezo, el partido fue un ejercicio de relajación y autoevaluación para el equipo cubano, sin duda el más desgastado de todo el torneo. Por un lado recibieron un merecido descanso jugadores como Yenri Bell, Isbel Mesa y Yohandri Díaz, quienes han jugado el certamen de campana a campana y ya llevamos 11 partidos en más de un mes de competencia y miles de kilómetros recorridos. Incluso, el incombustible Wilfredo León vio algunos tantos desde la barrera.

Por el otro, fue tal vez la única posibilidad de catar a las más jóvenes figuras en un contexto de alto nivel, al ponerlos a chocar con hombres como Karas They, Mikhailov, Grankin o Tetyukhin. El resultado del examen fue satisfactorio.

Reconfortan los 20 puntos sumados por Bisset desde la posición de opuesto, los 14 de Fundora como auxiliar y los nueve de Fiel desde el centro de la cancha. Entre todos redondearon una actuación que satisfizo al estratega cubano, y aportó minutos de vuelo y dosis de confianza a quienes han brindado su granito de arena para esta hazaña desde el rectángulo de calentamiento.

«Todos conocen la diferencia que existe entre nuestros jugadores regulares y muchos de los suplentes. No quisimos dejar pasar la oportunidad de probarlos en este tipo de partidos, porque raramente tenemos la posibilidad de arriesgar tanto un resultado. Se evidenciaron algunas carencias sobre las que habrá que trabajar, pero ellos superaron mis expectativas», declaró Samuels a JR.

El experimentado entrenador anunció que en el duelo contra Japón, pactado para hoy, regresarán a la titularidad quienes han tenido las mayores responsabilidades de llevar el equipo hasta la final. «Se avecina una etapa muy fuerte, y los regulares no pueden perder el ritmo de juego», sentenció.

A pesar de la derrota, Fiel y Bisset reconocieron que fue una buena experiencia jugar contra un equipo ruso lleno de estrellas. «Hay que seguir trabajando para mejorar, y estar listos por si en la final necesitan de nosotros», comentaron de regreso al hotel.

Además del cierre del grupo A, durante este fin de semana quedará completo el cuadro de aspirantes al trono que ya dejaron vacante los rusos. Así, todo quedará listo para que a partir del 4 de julio en la capital búlgara comiencen nuevas guerras.

Alemania en la meta

A pocos días de que se baje el telón de la fase clasificatoria, la escuadra de Alemania se colocó este viernes muy cerca del boleto destinado para el ganador del grupo D, al derrotar al elenco de Argentina 3-0.

En esa misma zona Bulgaria batió 3-1 al débil Portugal, y se mantiene con posibilidades matemáticas de alcanzar la punta, aunque ellos tienen garantizada la presencia en la última fiesta por su condición de sede.

No escampa en Ningbo

Esta madrugada la selección femenina cubana de voleibol intentaba la difícil tarea de conseguir frente a Estados Unidos su primer triunfo en la final del presente Grand Prix que se disputa en la ciudad china de Ningbo.

Por tercera ocasión consecutiva, la selección femenina cubana de voleibol salió cabizbaja de la cancha, pero ahora vapuleada por la potente escuadra de Brasil con marcadores de 25-17, 25-14 y 25-12.

En la propia jornada, Estados Unidos batió por 3-1 a Turquía y mantuvo su liderazgo invicto. Mientras, Tailandia sorprendió en cinco sets a las anfitrionas, quienes ahora marchan cuartas con 1-2.

Por delante se ubican brasileñas y turcas —ambas con 2-1—, y las tailandesas son quintas también con un triunfo en tres salidas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.