Víctor probará a los 36

Víctor Mesa tendrá la posibilidad de probar a los 36 integrantes de la preselección nacional en el tope beisbolero contra Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

En definitiva, Víctor Mesa tendrá la posibilidad de probar a los 36 integrantes de la preselección nacional en el tope beisbolero contra Estados Unidos, iniciado anoche en el Latino. Mientras, los norteños trajeron inicialmente a 21 muchachos y el fin de semana debe incorporarse otro atleta y un árbitro para completar el grupo que viajará después a Holanda.

Mike Gaski, presidente de USA Baseball, dio el visto bueno para que Cuba pueda rotar a sus 36 peloteros, aunque solo podrán inscribirse 24 en cada partido. Se jugará con la pelota Mizuno 200 y todos los choques serán a las ocho de la noche, excepto el del domingo, pactado para las cuatro de la tarde.

Estos topes se iniciaron oficialmente en 1987 y desaparecieron en 1996, cuando la selección cubana ganó tres de los cinco juegos efectuados en territorio de Estados Unidos. Sin embargo, los norteños habían venido por última vez a Cuba en 1993 y entonces perdieron dos de los tres partidos desarrollados en Sancti Spíritus.

Según los datos estadísticos recopilados por el colega Jesús Suárez Valmaña, de Cubavisión Internacional, Estados Unidos ganó el tope solamente en dos ocasiones: en 1990 (2-1) y en 1995 (4-0). Antes, Cuba había logrado una barrida de 5-0 en 1989.

Pero sin duda fueron los dos primeros topes los de mayor impacto, pues Estados Unidos reunió a un equipo de mucha calidad. En 1987 vinieron a La Habana con Ty Griffin, Frank Thomas, Jim Abbot, Chris Carpenter, Tino Martínez y Ted Word, entre otras figuras. Aquella vez Cuba ganó el pulso 3-2.

Un año más tarde los criollos devolvieron la visita y ganaron otra vez por estrecho margen (4-3). Entonces los norteños sumaron otros nombres también muy recordados por la afición cubana, como Robin Ventura, Mickey Morandini, Andy Benes, Charles Nagy y Ben McDonald.

La mayoría asistió al recordado Mundial de Italia, en 1988 y posteriormente a la exhibición olímpica de ese año en Seúl, donde Cuba no participó.

Antes de los topes, la primera ocasión en que un equipo nacional de béisbol de Estados Unidos viajó a Cuba después del triunfo de la Revolución fue en 1979, cuando participaron en la IV Copa Intercontinental.

En esa oportunidad, los cubanos les ganaron un inolvidable partido discutiendo el título, con gran pitcheo de Vinent y dos jonrones de Cheíto Rodríguez. Pero los visitantes dejaron muy buena impresión y entre otros se destacaron el pitcher Ken Dailey y los jardineros Joe Carter y Terry Francona, convertidos posteriormente en grandes figuras de las Grandes Ligas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.