Récords que caen ante sirenas y tritones

Aún no se cumple la primera semana de competencia y ya han caído 6 plusmarcas mundiales en la natación de estos Juegos Olímpicos

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Todo hombre y mujer aspira alcanzar la gloria, tocar el cielo. En el deporte una medalla puede saciar ese deseo, llenar ese vacío que nos colma antes de consagrarnos y abrazar el triunfo, si es que lo hacemos. El oro, claro está, vendría siendo el éxtasis mismo para cualquier atleta. Un récord, en cambio, sería una especie de orgasmo, la apoteosis en la función principal.

La natación en estos Juegos Olímpicos de Londres, para variar, sigue robándose el show, y atesora el mayor número de plusmarcas pulverizadas en lo que va de torneo.

Hoy sucumbió otro registro histórico ante las brazadas de una sirena y la lista continúa creciendo.

La estadounidense Rebecca Soni se proclamó  campeona en los 200 metros pecho, estableciendo un nuevo récord mundial con crono de 2.19, 59 minutos, en una de las cuatro finales disputadas este jueves en el Centro Acuático de la capital británica.

Soni, quien ya había ganado la plata en el hectómetro del propio estilo, superó a la  japonesa Satomi Suzuki (2.20, 72) y a la rusa Iuliia Efimova (2.20, 92).

El jueves, la joven de 25 años mejoró en 41 centésimas el tope absoluto que había establecido la víspera en las semifinales (2.20, 00).

Así, bajó en dos ocasiones consecutivas la anterior plusmarca de 2.20, 12, en poder de la canadiense Annamay Pierse desde julio de 2009, durante el Campeonato Mundial de Roma.

«Nadar por debajo de los 2 minutos 20 segundos  ha sido mi objetivo desde que pequeña. Mi entrenador me dijo que podría ser la primera mujer en nadar en 2.19 y he estado persiguiendo eso desde entonces», explicó Soni a la prensa.

«No estaba enfocándome en plusmarcas o medallas. Sólo quería nadar una carrera más del modo en que se hacerlo», concluyó.

Se trata, pues, del sexto registro del orbe que cae en la natación de Londres en seis días de competencia.

El sábado pasado, la china Ye Shiwen había destrozado la marca de los 400 metros estilos combinados (4.28, 43), un segundo menos que el establecido por la australiana Stephanie Rice cuatro años atrás (4.29, 45).

El domingo, la estadounidense Dana Vollmer se coronó en los 100 mariposa, convirtiéndose en la primera fémina que baja de los 56 segundos (55, 98).

En tanto, el sudafricano Cameron van der Burgh negoció el oro en la prueba de 100 metros pecho, con nuevo récord mundial (58, 46).

Además, el húngaro Daniel Gyurta asió el cetro en los 200 del mismo estilo, con una marca de 2.07, 28 que mejoró por tres centésimas la anterior del australiano Christian Sprenger, vigente desde Roma 2009 (2.07, 31).

Aún restan dos días de competencias y otros registros pueden caer. ¿Será la natación el deporte con más récords en esta cita bajo los cinco aros?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.