Sin querer conocí a Mariana

La colombiana Mariana Pajón arrasó en las finales de ciclismo BMX y conquistó la segunda medalla de oro en la historia de su país

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES.— Confieso que entré por curiosidad, atraído por la algarabía de la gente en las gradas y la belleza del escenario. Sin embargo, después me sedujo la competencia y terminé presenciando un resultado histórico: la colombiana Mariana Pajón arrasó en las finales de ciclismo BMX y conquistó la segunda medalla de oro en la historia de su país, 12 años después de la conseguida por María Isabel Urrutia en levantamiento de pesas.

La colombiana, que también fue campeona mundial el pasado año en Dinamarca, marcó un tiempo de 37.706 segundos en la final y superó a la neozelandesa Sarah Walter (38.133) y a la holandesa Laura Smulders (38.231). Detrás quedaron otras favoritas como la francesa Laetitia Le Corguille (38.476) —monarca en Beijing 2008—, la australiana Caroline Buchanan (38.903) —líder del ranking este año—, y la británica Shanaze Reade (39.247).

Lógicamente, Reade compitió aupada por el público y hasta por el Primer Ministro británico, David Cameron, quien estuvo sentado en la tribuna. La gente se divirtió mucho y eso animó una tarde muy soleada en el Parque Olímpico.

Eufóricos, los colegas de la prensa colombiana no se cansaban de repetir que Mariana rechazó una oferta para competir por Estados Unidos. Me sumé a ellos en la zona mixta y descubrí algunos secretos de este deporte casi desconocido para mí.

«Mi entrenamiento es básicamente pesas y trabajo en la pista, aunque también hago ruta y corro en el velódromo. Todo ello consume entre seis y siete horas diarias», explicó Mariana.

Mirándola, pensé en los jóvenes que practican este deporte casi furtivamente en el parque Almendares de La Habana, donde los domingos suelo pasar un rato con mi pequeña Elena. Quizá alguno de ellos tenga madera de campeón. ¿Por qué no?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.