Puntales para un séptimo piso

Una séptima posición al terminar la etapa clasificatoria fue todo lo que logró la selección cubana de béisbol, rama femenina, que interviene en el Campeonato Mundial de esta disciplina

Autor:

Daniel Palacios

Una séptima posición al terminar la etapa clasificatoria fue todo lo que logró la selección cubana de béisbol, rama femenina, que interviene en el Campeonato Mundial de esta disciplina, con sede en Edmonton, Canadá.

Y es que las chicas de Juan Padilla no han podido mostrar sus dotes cabalmente, sobre todo cuando los maderos han estado como guardados en el polo norte.

Veamos unos detalles: las cubanas tuvieron un average de 282 (51 hits en 181 comparecencias) y un slugging de 309, y con esas cifras son penúltimas en el escalafón de esos departamentos. Asimismo, resultó el tercer elenco que más swines al aire tuvo (22) detrás de Holanda (38) y Australia (25).

Otros detallitos a la ofensiva muestran que la escuadra nacional solamente logró facturar cinco extrabases —todos dobletes— en los siete encuentros clasificatorios, mientras que fue el combinado que menos carreras impulsó (21) y el penúltimo en anotadas (28).

La defensiva no suele ser uno de los aspectos más brillantes en las competiciones de este género, y eso se puede constatar con el 934 en promedio de fildeo que muestra el torneo hasta el final de la primera fase. Pero en el caso de Cuba, un 919 (quintas) muestra que se puede trabajar más en ese aspecto.

Desde el box los números no han sido alentadores para casi ningún elenco, con la excepción de Japón (2,05) y Canadá (3,17). Las serpentineras antillanas trabajaron para un promedio de carreras limpias de 8,18 (sextas).

La cuenta es fácil. Si se batea menos de 300 tras siete juegos, se fildea para un bajo guarismo, y además se está obligado a hacer al menos nueve carreras para ganar un partido, el resultado inevitablemente será uno de los puestos sotaneros en esta etapa.

Este sábado las cubanitas encajaron  su séptima derrota en el torneo, al ceder con pizarra de 6-9 frente a la representación de Venezuela.

El nuevo tropiezo obliga a las discípulas de Padilla a buscar hoy un triunfo frente a la escuadra de Holanda para evitar la última posición de la tabla, aunque ya no pueden superar su sexto lugar en la edición precedente. Precisamente las «naranjas» han sido sus únicas víctimas en el torneo.

Mientras, las morochas saldrán en la misma jornada a pelear por el quinto escaño frente a la selección de Taipei de China.

A su vez, los elencos de Australia y Japón —campeón defensor— protagonizarán la primera semifinal de la justa, que tendrá por escenario el estadio Telus Field. Allí mismo las anfitrionas intentarán alegrar a sus parciales con un triunfo sobre sus vecinas estadounidenses, que les abra las puertas a la disputa del cetro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.