Lorenzo Pérez reubicó a la natación cubana - Deporte

Lorenzo Pérez reubicó a la natación cubana

Cuba no subía al podio en esta disciplina desde Barcelona 92, cuando Ernesto Garrido, actual entrenador de Lorenzo, mereció el metal plateado

 

Autor:

José Luis López

Estaba previsto que el atletismo y el judo respondieran satisfactoriamente, y se convirtieran en los deportes más importantes para tributar medallas a Cuba, en los XIV Juegos Paralímpicos Londres 2012.

Pero este martes, el granmense Lorenzo Pérez se encargó de encumbrar a la natación, con su medalla de plata en la final de los 50 metros estilo libre, categoría S6.

Según reflejó el sitio oficial del certamen, Lorenzo, sin movimiento en ambas piernas, cronometró 30.04 segundos, superado por el ahora récord mundial de 28.57 a nombre del chino Xu Qing, —amputado de su brazo derecho por debajo del codo y del izquierdo a centímetros del hombro—, a quien pertenecía la anterior plusmarca (29.33).

Con este segundo escaño, Pérez reubicó a la natación cubana en el medallero paralímpico, pues en esta disciplina no se alcanzaba ningún metal desde que su actual entrenador, Ernesto Garrido, lograra plata en Barcelona 92.

Esta fue la cuarta presea plateada de la delegación cubana en la actual cita bajo los cinco aros, las que sumadas a los cinco títulos y dos metales bronceados la ubican en el lugar 13 del medallero.

De tal forma, ya superó cualitativamente la rúbrica signada en los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, donde se consiguieron cinco de oro y tres de plata, además de seis terceros puestos. La mejor sigue siendo la de Atlanta 1996, cuando se cosecharon ocho títulos y seis preseas plateadas.

Yunidis sin frenos

Mientras, la velocista santiaguera Yunidis Castillo parece «no tener frenos». Este martes, en las eliminatorias de los 100 metros, categoría T46, logró récord mundial de 11.95 segundos, crono con el cual ganó su heat y avanzó a la gran final de hoy. Así, la velocista santiaguera quebró su anterior cota del orbe de 12.04.

Así, ella y su compatriota Omara Durand (11.99, en T13) son las únicas dos mujeres discapacitadas del mundo que han roto la barrera de los 12 segundos en el hectómetro.

Pero valga una precisa aclaración, aunque todo ese buen bregar «quede en casa»: Yunidis es una chica que sufrió la amputación de su brazo derecho —por eso corre en la categoría T46—, en tanto Durand, que aún no ha competido en Londres en esta prueba, es débil visual (T13). Las palmas para ambas por su esfuerzo y consagración.

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.