Camino al andar - Deporte

Camino al andar

Leinier Domínguez entabló su décimo y penúltimo cotejo en la primera fase del Grand Prix. El trebejista cubano acumula un par de deslices y ocho igualadas

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Una de las mayores inquietudes de la afición ajedrecística cubana es si el Gran Maestro (GM) Lázaro Bruzón (2717), recién ingresado en el selecto club de los 2700, podrá mantener esa cifra al menos por un tiempito, a la par de su homólogo y amigo Leinier Domínguez (2734).

La segunda y más reciente caída del tunero este martes en el Memorial Poikovsky, con sede en Rusia, presagia un final no muy halagüeño, y muchos se preguntan si solo podrá pulsear seguro ante rivales de menor envergadura.

Para colmo, el hombre de mayor coeficiente en Latinoamérica tampoco anda firme en la primera fase del Grand Prix, con asiento en Londres, en donde entabló su décimo y penúltimo cotejo, acumulando así un par de deslices y ocho igualadas.

Ambos muchachos pierden puntos de acuerdo con el listado de Elo en vivo, y aunque aún es algo temprano para armar alboroto, no pueden tildar de loco a quien ande preocupado.

Leinier deja escapar 7,6 unidades teniendo en cuenta su abrazo de este martes frente al genio ucraniano Vassily Ivanchuk (2771), en 40 movidas de una apertura Española sin muchas complicaciones.

De no bajar el ancla, verá la próxima actualización del escalafón universal desde una butaca menos lujosa, pero ya sabemos que el güinero no ofrece la otra mejilla cuando recibe una cachetada.

Lo de Bruzón es otra cosa, no porque tenga menor capacidad neuronal, pues opino que es un jugador muy talentoso y arriesgado, pero la realidad dice que debe probar su valía frente a los monstruos, y con eso aún está en deuda.

No obstante, ya lo dijo Joan Manuel Serrat: « (…) se hace camino al andar». Yo confío, aunque me tilden de loco.

Nuestro segundo mejor trebejista tropezó durante la quinta fecha ante el moldavo Viktor Bologan (2695), en 45 pasos de una Reti, y descansa en el último escaño (1,5 puntos). En la cima plantó bandera el local Dmitry Jakovenko (2732 y cuatro unidades), quien no quiso excederse ante su paisano Alexander Motylev (2655).

Hasta el momento Bruzón pierde 10,4 rayas. Tal vez se reponga en las cuatro jornadas que restan.

Volviendo al torneo inglés, les cuento que Hao Wang (2748), de China, dividió con el eléctrico azerbaijano Shakriyar Mamedyarov (2758), en 32 movimientos de una Defensa Caro Kann. Mientras, el búlgaro Veselin Topalov (2751) acordó la paz ante el inglés Michael Adams (2720), por los caminos del siempre interesante Gambito de Dama, finiquitado en 50 lances.

El uzbeco Rustam Kasimdzhanov (2690) entabló frente al ruso Alexander Grischuk (2752), dando 49 saltos en los parajes de una Ruy López. Igual desenlace tuvieron el húngaro Peter Leko (2734) y el israelí Boris Gelfand (2736), satisfechos después de 59 movidas de una Siciliana, variante Rossolino.

Y casi en el epílogo de la justa, el estadounidense Hikaru Nakamura (2786) vio la luz en un túnel extremadamente oscuro, que pudiera calificar como uno de sus peores campeonatos. Por suerte, ahora dispuso del holandés Anish Giri (2730) tras 65 jugadas de una Defensa Petroff.

Así las cosas, Mamedyarov lidera la tabla general, merced a 6,5 kilos, con Grischuk, Topalov y Gelfand —todos con 6— respirándoles en la nuca. Leko marcha detrás (5,5), seguido de Adams, Kasimdzhanov e Ivanchuk (4,5). Giri y Domínguez ostentan cuatro rayas y Nakamura (3,5) sigue habitando el sótano.

En el «cartel» definitivo chocarán Mamedyarov-Leko, Ivanchuk-Wang, Adams-Leinier, Giri-Topalov, Grischuk-Nakamura y Gelfand- Kasimdzhanov.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.