«Récord», entre pistas y bolos

La bolera espirituana cuenta con seis máquinas, de las cuales funcionan actualmente cuatro, con las que entrenan los equipos nacionales de bolos, tanto masculino como femenino

Autor:

José Luis López

Aún recuerdo como si fuera hoy, los primeros movimientos de tierra y todo tipo de trabajos relacionados con la creación de la Bolera de Plaza de la Revolución, en La Habana, que acogería el certamen de bolos correspondiente a los Juegos Panamericanos de La Habana 1991.

Pero ese local, ya «pasó» a la historia. El que sí se mantiene firme gracias a las inventivas de su equipo de mecánicos, también se inauguró en 1991, tiene por nombre Récord y se halla en Sancti Spíritus.

A raíz del LI Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, dirimido el mes pasado en la tierra del Yayabo, nos trasladamos hacia dicha instalación, donde entrenan los equipos nacionales de bolos, tanto masculino como femenino.

El joven Yunelvi Solenzal, de 33 años, quien hace unos años fue jugador de bolos, es su director desde hace seis meses. Y según explicó a JR, la bolera espirituana cuenta con seis máquinas, de las cuales funcionan actualmente cuatro.

«Estas máquinas son japonesas —de la marca Yokohama—, y tienen muchos años de explotación, ya que se fabricaron en 1979. Además, las seis pistas fueron sustituidas hace diez años, pues se trajeron hacia acá las que pertenecían a la bolera de la capital. Nuestros mecánicos son muy valiosos y han realizado las sustituciones, entre otras, de correas y mantas», comentó Solenzal.

El directivo citó además que en la actualidad las pistas internacionales son de material sintético, mientras que la espirituana es de tabloncillo de madera, lo cual solo permite ser utilizada para organizar eventos nacionales y desarrollar bases de entrenamientos.

«También vale citar que nuestra bolera está abierta las 24 horas y constituye un polo recreativo-deportivo. Tenemos doble subordinación: a la empresa Cubadeportes y al Inder», sentenció.

Solenzal aseveró que, actualmente, este local se encuentra en un proceso de reanimación. Se le instalaron cinco consolas nuevas de aire acondicionado para mejorar el clima interno y se repararon cinco mesas de billar para el disfrute de quienes la visitan.

Allí también tuvimos la oportunidad de conversar con Sonia Cruz, entrenadora del equipo nacional femenino, quien en sus «años mozos» fue integrante de la selección nacional de baloncesto.

«A mí me encanta el basket. Pero me hice especialista en bolos y en 1989 comencé mi labor como entrenadora. Así, estuve dos años prestando ayuda técnica en El Salvador, y mis alumnos consiguieron un oro en la modalidad de trío, en la rama masculina, y otro título en doble mixto, durante los Juegos Centroamericanos de Guatemala», explicó Cruz.

«Aquí trabajo con 12 alumnos, en dos horarios: de 8:00-12:00 a.m. y de 2:00-4:00 p.m., aunque por la tarde también asisten chicos de la EIDE. Pero tenemos serias dificultades con los implementos, ya que escasean las pelotas y los pines (bolos). Necesitamos crear condiciones técnicas más adecuadas, especialmente en la utilización de pistas de material sintético», sentenció la entrenadora.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.