Se acabaron las pruebas

Todos los cubanos andan enfocados en un objetivo común: superar las dos rondas que se disputarán en la Tierra del Sol Naciente, y desembarcar en San Francisco para pelear por la corona del III Clásico Mundial de Béisbol

Autor:

Raiko Martín

FUKUOKA.— El celebrado en la madrugada de hoy fue el último ensayo del equipo cubano que, en la noche de mañana —mitad del siguiente día en esta ciudad—, comenzará a dar carretera a sus sueños de consagración en el III Clásico Mundial de Béisbol.

Hasta aquí, el grupo ha recorrido un largo trecho de intensa preparación, y a pocas horas de encarar el enorme reto que significa la participación en el difícil torneo, todos sus miembros andan mentalizados en un objetivo común: superar las dos rondas que se disputarán en la Tierra del Sol Naciente, y desembarcar en San Francisco para pelear por la corona.

Fue más o menos ese, el espíritu que encontró la prensa cubana en su primer contacto con el equipo, que un día después de su arribo desde la vecina Osaka, cumplió una jornada de entrenamiento sobre la grama del estadio perteneciente al Instituto Tecnológico de esta ciudad.

Allí, Víctor Mesa y su equipo de trabajo continuaron ultimando los detalles de la preparación, y varios de los jugadores cumplieron con las orientaciones. Mientras algunos realizaban una sesión de bateo y los lanzadores se ejercitaban en la zona de los jardines, aprovechamos para ponernos al tanto de algunos detalles.

Por ejemplo, supimos que Alexei Bell está completamente recuperado de un pelotazo que casi le «revienta» el pulgar de su mano izquierda. El jardinero santiaguero nos comentó: «estoy listo para regresar a la alineación, sin ninguna molestia». En cuanto al estado físico del resto del equipo, el médico Montesinos aclaró que en estos momentos todos los jugadores se encuentran en óptimas condiciones.

También pudimos apreciar la notable rebaja de peso corporal experimentada por el receptor vueltabajero Yosvani Peraza, y el entusiasmo reinante en el colectivo, enfocado en el objetivo primario de superar las dos fases del torneo que se disputarán en territorio nipón.

Además, varios de los lanzadores del equipo nos comentaron que, a pesar de lo visto recientemente, no había que preocuparse por los desempeños de quienes han sido señalados como posibles abridores.

«Aun con la limitación de lanzamientos para esta primera fase, mi objetivo es caminar unos cinco innings, y para eso no se pueden desaprovechar lanzamientos», dijo el derecho Ismel Jiménez, a quien —según lo dicho por Víctor en reiteradas ocasiones— le corresponderá la primera apertura frente a los brasileños.

«No me siento presionado por esa designación, y mentalmente estoy preparado», sentenció el estelar espirituano, quien reconoció que el gran reto de todos sus compañeros de faena sigue siendo trabajar en el control de los lanzamientos. «Hay que dar el primer strike y siempre estar por encima de los bateadores para luego abrir la zona y trabajar con inteligencia. Eso es lo que siempre nos ha pedido nuestro director», agregó.

Por su parte, el artemiseño Yadier Pedroso nos confirmó que se siente completamente restablecido de los problemas que afectaron su rendimiento durante la primera parte de la temporada. «He recuperado totalmente la confianza que me faltaba después de la lesión, y estoy listo para hacer el trabajo que decida la dirección del equipo. En los primeros juegos puedo salir como relevista, pero si hace falta después, puedo abrir. Lo puedo hacer sin ningún problema», aclaró.

Hasta el momento, se vislumbra que ellos, junto al villaclareño Freddy Asiel Álvarez y el capitalino Odrisamer Despaigne, sean las referencias de un staff de lanzadores que combina juventud y experiencia.

Entre los de más «carretera» se encuentra el zurdo cienfueguero Norberto González, uno de los tres jugadores cubanos con participación en los dos Clásicos precedentes. Para el sureño, utilizado generalmente para dominar a los bateadores de su mano, todos sus compañeros están aptos para cumplir con el objetivo trazado. «Esta vez me siento con más responsabilidad de aportar esa experiencia, y es lo que pienso hacer. Me he preparado para eso, he estudiado a casi todos los bateadores zurdos de nuestros rivales, y solo queda salir al terreno a demostrar todo lo que sabemos hacer».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.