República Dominicana clasifica a semifinales

Venció a Estados Unidos tres anotaciones por una en partido de la segunda ronda. Los norteños se enfrentan este viernes a Puerto Rico en partido de vida o muerte

Autor:

Juventud Rebelde

Con hit de oro de Eric Aybar en el noveno inning República Dominicana superó 3-1 a Estados Unidos este jueves y obtuvo su pasaporte a la ronda semifinal del III Clásico Mundial de béisbol.

De esta manera, el equipo quisqueyano volverá a disputar la etapa de los cuatro mejores como hiciera en la primera edición de estos certámenes primaverales, en 2006, mientras Estados Unidos tendrá un partido de vida o muerte este viernes ante Puerto Rico, del cual saldrá el último semifinalista de este III Clásico.

El partido República Dominicana-Estados Unidos devino excelente duelo de pitcheo entre los abridores Samuel Deduno y R.A. Dickey (premio Cy Young-2012, al mejor lanzador de la Liga Nacional de las Grandes Ligas de su país).

Los norteños tomaron la delantera en el mismo primer episodio, al marcar una carrera de caballito impulsada por Eric Hosmer (recibió boleto con bases llenas), sin embargo los dominicanos lograron igualar en el principio del segundo capítulo, por jonrón en solitario a la pradera izquierda de Hanley Ramírez.

A partir de ahí, los lanzadores pactaron el duelo de poder a poder e hicieron caso omiso a las constelaciones de estrellas que enfrentaban entrada tras entrada.

Deduno lanzó cuatro capítulos con siete ponches propinados, en tanto Dickey repartió cuatro en cinco episodios, antes de ceder sus respectivos puestos a los hombres del bullpen.

Los relevistas mostraron una efectividad asombrosa y mantuvieron la pizarra igualada hasta el noveno inning (la única libertad permitida hasta entonces por los estabilizadores dominicanos fue un hit de Joe Mauer a Pedro Strop, a la postre ganador del partido).

Ya en el noveno episodio, el manager estadounidense Joe Torre envió al ruedo a su cerrador estrella, el derecho Craig Kimbrel, considerado el mejor cerrador del mundo en la actualidad (quinto en la carrera por el Cy Young de 2012, pese a ser taponero), y para sorpresa de todos el movimiento falló estrepitosamente.

De entrada, Kimbrel soportó enorme doblete a lo profundo de la pradera central del slugger Nelson Cruz, antes de permitir el hit de oro de Aybar al jardín derecho, con el cual la escuadra dominicana tomó ventaja 2-1 y enloqueció a sus miles de fanáticos congregados en el Marlins Park, de Miami.

Acto seguido, Aybar robó segunda base, desde donde anotó remolcado por sencillo de José Reyes, que provocó la explosión de Kimbrel, algo completamente fuera de lo común.

El mentor de los quisqueyanos Tony Peña echó mano a su cerrador Fernando Rodney para el final del noveno capítulo y sellar el triunfo, hecho que se consumó sin contratiempos. Strop consiguió el crédito de la victoria, su tercera en la lid, mientras Rodney se anotó punto por juego salvado, su cuarto en el Clásico.

Con este resultado, República Dominicana conservó su invicto en cinco partidos, en tanto Estados Unidos sumó su segundo revés en igual cantidad de desafíos.

Los dominicanos aseguraron su pasaje a la etapa semifinal —pactada en el estadio AT&T de la ciudad de San Francisco—, al igual que las novenas de Japón y Holanda, clasificadas por los grupos eliminatorios de Asia.

Estados Unidos, entretanto, chocará hoy ante Puerto Rico para definir el último invitado a la ronda de San Francisco.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.