Cienfuegueros estrenan mando

El equipo de Cienfuegos derrotó por segundo día consecutivo a Industriales, y aprovechó la derrota espirituana para encaramarse en la cima de la tabla de la presente Serie Nacional

Autor:

Raiko Martín

Uno de los peores reinicios de campaña está siendo protagonizado por el equipo de Industriales, que este domingo encajó su cuarta derrota consecutiva —todas en sus predios— al ceder frente a la representación de Cienfuegos con pizarra de 1-6.

En busca de cortar la racha, el alto mando de los Azules envió a la lomita al diestro Odrisamer Despaigne, pero este abandonó en el octavo episodio dejando a su equipo con desventaja de dos anotaciones.

La pizarra la pusieron a funcionar los visitantes en el mismo capítulo inicial, pero el capitalino Lisván Correa borró diferencias con un vuelacerca solitario frente al abridor sureño Noelvis Entenza.

Los «Elefantes» volvieron a la carga marcando dos más en el segundo inning, y así transcurrió todo hasta el octavo, cuando una vez más el pitcheo capitalino de segunda línea volvió a hacer aguas.

El resultado permitió a los ganadores ascender en la tabla hasta el sitial de honor, antes ocupado por el equipo de Sancti Spíritus que perdió gas en las postrimerías de su enfrentamiento con Villa Clara.

Exquisita fue la faena monticular realizada por el «Gallo» Norge Luis Ruíz durante ocho entradas, en las que mantuvo en un puño a la batería naranja. Pero los dirigidos por Ramón Moré aprovecharon su salida para igualar a dos el pizarrón frente a los envíos del relevista Omar Guardarrama.

La decisión llegó en el noveno, cuando el torpedero holguinero Yordan Manduley, ahora vestido con la casaca villaclareña, conectó el imparable que sentenció el juego a favor de su equipo.

En otro resultado dominical, el zurdo pinero Wilber Pérez consiguió su onceno triunfo de la campaña, cuando su equipo sometió por segunda vez a su similar de Matanzas, ahora con marcador de 9-3.

El choque se definió en el mismo primer inning, en el que el ahora yumurino Darién Núñez no pudo ni tan siquiera sacar un out. En ese momento el designado Joan Carlos Pedroso disparó doblete con las bases llenas frente al relevista Maikel Martínez, para fletar las dos primeras de una entrada que cerró con cuatro anotaciones locales.

Mientras, en el José Ramón Cepero avileño los anfitriones dejaron al campo al elenco de Pinar del Río, al anotar la única anotación del partido. Soberbia resultó la actuación del local Vladimir García, quien caminó toda la ruta espaciando los cuatro imparables vueltabajeros.

En la trinchera opuesta Vladimir Baños fue un digno rival hasta el séptimo capítulo, pero su rescatista Isbel Hernández permitió la definitoria carrera en el noveno, cuando toleró doble del refuerzo guantanamero Dainer Moreira e imparable del también importado Maikel Cáceres.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.