¿Un guiño de la suerte?

Los cubanos José Antonio Guerra y Jeinkler Aguirre obtuvieron este viernes medalla de plata en el torneo que tiene lugar en Edimburgo

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Muchas veces en el deporte, como en la vida misma, no dependemos exclusivamente del esfuerzo propio para brillar, sino del desempeño ajeno y hasta de la buena fortuna. Pues bien, los cubanos José Antonio Guerra y Jeinkler Aguirre recibieron este viernes la gracia del destino, ya que con acumulado inferior al de la fase precedente, lograron un metal más valioso durante la tercera parada de la Serie Mundial de Clavados.

Edimburgo fue testigo directo y anfitrión de la medalla de plata alcanzada por nuestros muchachos, dueños de 399,63 unidades. Cuatro semanas atrás habían negociado un bronce en Dubai, con 417,39 puntos, después del nada agradable cuarto escaño conseguido en Beijing. Ya ven, la suerte es loca…

Claro, en mucho influyó —sin demeritar su actuación y constancia al más alto nivel— que solo asistieran cuatro duplas a Emiratos Árabes Unidos y al país de la Gran Muralla.

Mirándolo desde ese ángulo, terminaron últimos y penúltimos, pero todo depende del prisma que utilicemos. Yo prefiero pensar que poco a poco van engrasando la maquinaria en un deporte que demanda recursos y un entrenamiento más estable y periódico, elementos que, para ser justos, no le sobran precisamente.

De ahí que, para todos los especialistas y seguidores, sea esta una de las mejores parejas desde hace algunos años.

En la justa británica descollaron los rusos Víctor Minibaev y Artem Chesakov, dorados con registro de 415,50 y ahora amasando dos platas y una corona en tres presentaciones. En este acápite solo aparecen superados por el increíble binomio chino Yue Lin-Aisen Chen, titular en los dos episodios anteriores y ausente ahora.

Los mexicanos Iván García y Germán Sánchez «mojaron» el bronce tras entradas menos provechosas al agua y una sumatoria pírrica (388,11).

Guerra y Aguirre concursarán nuevamente en el cuarto capítulo del circuito, previsto en Moscú del 26 al 28 próximos. Allí el cielo se puede tornar oscuro y ruidoso, pues quizá incursionen Yuan Cao y Yanquan Zhang —no es necesario que aclare la nacionalidad, ¿verdad?—, monarcas olímpicos en Londres 2012.

Para rematar, pondrán caliente el tanque de clavados sus paisanos Lin y Chen, además de los británicos Peter Waterfield y Max Brick, quienes acudirán por vez primera al evento en curso.

La Serie Mundial tendrá a Guadalajara (del 17 al 19 mayo) y a Ciudad de México (24-26 del mes entrante) como últimas fases. ¿Seguirá la suerte de nuestro lado?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.