A río revuelto… ganancia pinareña

Las escuadras de Camagüey y Santiago de Cuba trazaron sus diseños competitivos para el duelo de este jueves, en la jornada final del torneo de boxeo por equipos

Autor:

José Luis López

PINAR DEL RÍO.— Con la misión (casi) imposible de desbancar al líder Guantánamo, las escuadras de Camagüey y Santiago de Cuba trazaron sus diseños competitivos para el duelo que sostendrían este jueves, en la jornada final del torneo de boxeo por equipos, con sede en la sala 19 de Noviembre, de esta ciudad.

Y aunque no pudieron lograrlo —los del Guaso barrieron a Sancti Spíritus y reafirmaron su sitial de honor con 261 puntos—, les «radiografiaré» lo sucedido:

Cada entrenador buscó al hombre más capacitado en cada división, de acuerdo con las características de los rivales. Hasta ahí, todo marchaba sin contratiempos. Los agramontinos se negaban a ceder el cetro de la pasada edición, mientras los santiagueros intentaban reafirmar su regreso a planos estelares.

Así, luego de diez aguerridos pleitos, con mucho intercambio y cero heridas a pesar de haberse erradicado la cabecera, los santiagueros se llevaron el match 48-32 (seis victorias y cuatro derrotas) y terminaron con 220 puntos, por 206 de sus «víctimas».

Pero cual celoso guardián, Pinar del Río, que combatía simultáneamente en el otro ring contra el zaguero Matanzas, ganó seis de las siete peleas disputadas —ya había triunfado en tres por no presentación—, llegó a 223 puntos… y ¡allá va eso!: se catapultó hasta la segunda plaza del torneo, mientras que Camagüey descendía al cuarto peldaño.

«Inhospitalarios», los vueltabajeros contaron, entre otros, con triunfos del campeón mundial Lázaro Álvarez (56 kg), por 3-0 ante el fogoso Landy Guerra, del supercompleto Yoandy Toirac y del joven Yasmani Rodríguez (81 kg), para quien tuvo palabras de elogio el entrenador jefe de la selección nacional, Rolando Acebal.

En el cartel final, Guantánamo no dejó margen a dudas y cerró por todo lo alto con victoria de 57-19 ante Sancti Spíritus.

«Realizamos varios topes internos, incluidos en los dos microciclos de aproximación (semejanza) con esta competencia, cuya novedad era la erradicación de la cabecera. Teníamos la espina que nos había clavado Camagüey y nos la sacamos, especialmente cuando los vencimos el miércoles. Nos dimos a la tarea de buscar al púgil que más daño pudiese hacerle a su representante en cada división. Y lo logramos. En especial, un reconocimiento al refuerzo artemiseño Jorge Luis Cordero (52 kg), quien aportó mucho a la causa», aseveró a JR el entrenador principal de Guantánamo, Víctor Sánchez.

Después de Guantánamo, Pinar del Río, Santiago de Cuba y Camagüey, se ubicó Sancti Spíritus, con 150 puntos. Matanzas (112) fue sexto.

Tras este certamen, Acebal nos comentó que no habrá vacaciones para sus pupilos, pues se acerca el Campeonato Panamericano con sede en Chile, en el mes de agosto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.