La fábrica echa humo

El triplista Lázaro Martínez conquistó el título con récord para el certamen y tope personal (16, 63 metros). Este domingo, disputará una de las preseas en los 200 metros planos el velocista Reynier Mena

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Cuando dejaron la arena de un tirón los triplistas Alexis Copello, Arnie David Girat y Yoandris Betanzos, no pocos sintieron el cielo, y más, caer sobre sus cabezas. ¿Se quedaría estéril la escuela de triple salto cubana? Una vez dije que este terruño es una fábrica de deportistas —aun con los problemas que nos aquejan, la mayoría fruto de nuestros propios errores—, y hoy más que nunca siento a la industria crear y hacer el milagro. Lo de Pedro Pablo Pichardo (19 años, campeón mundial juvenil y líder del ranking de mayores en la presente temporada) ya pasa de castaño oscuro… ese le gana hasta a los canguros, pero la lista sigue creciendo y un nuevo título del orbe nos señala a otro «saltamontes» estrella.

El oro llegó desde Donetsk, Ucrania, sede del VIII Campeonato Universal categoría Cadete. Lázaro Martínez (15 años) convenció con récord para la justa y tope personal (16,63 metros). No en balde atesoraba el mejor estirón de la campaña en su categoría (16,53).

Necesitó el cuarto intento para enyesar el resto de las piernas sobre la grama del estadio RSK Olympiyskiy, en especial las del chino Yaoqing Fang, quien engurruñó los ojos y comenzó a asustar con un 16,19 logrado en la segunda ronda. Un capítulo después trató de amedrentar al antillano, pues mandó el SMS que a la postre le sirvió la plata. Ya saben que de nada valió, y ahora Martínez marcha tercero en el escalafón de todos los tiempos, por detrás de Junjie Gu (16,89-16,81 y 16,73), de China, del propio Quesada (16,68), y empatado con su compatriota Héctor Dairo Fuentes.

El alemán Dimitri Antonov guardó el metal bronceado de la competencia (16,02).

Mientras, la heptatlonista Jersy Díaz sumó 5188 unidades y terminó en la posición 17 entre las 35 exponentes que concluyeron la prueba. Alemania negoció el oro y el bronce por intermedio de Celina Leffler (5747 y tope para el certamen), y de Louisa Grauvogel (5581 puntos). En tanto, la sueca Emma Stenlof (5590) ocupaba el peldaño plateado.

Calentando todavía más la mesa, y ya con servilleta y cubiertos en la mano, el velocista Reynier Mena avanzó a la gran final de los 200 metros planos, con el sexto mejor crono entre los ocho aspirantes al podio (21,38 segundos). No vayan a asustarse, su heat semifinalista fue el más lento y al parecer no quiso excederse. Recuerden que el capitalino posee el registro cumbre de la lid hasta el momento (20,91 en las clasificatorias) y además domina el listado de 2013 (20,72). Evidentemente es el candidato alfa en la aventura de las preseas que concluirá este domingo cuando bajen las cortinas del Mundial.

Ahora la Mayor de las Antillas descansa en el puesto nueve del medallero general (1-1-1), apartado que muestra a Jamaica (4-0-2), Australia (3-0-1) y China (2-5-3) como dueñas de la cima. Por puntos, el onceno escaño nos reserva un espacio (28). Estados Unidos (96), China (90) y Alemania (90) miran desde arriba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.