El «clan» ¿se viste de azul? - Deporte

El «clan» ¿se viste de azul?

Los miembros del «clan» Gourriel —Yunieski, Yulieski y Lourdes Yunielki, por orden de edad— no defenderán los colores espirituanos en la próxima Serie Nacional

Autor:

Raiko Martín

Mientras que poco a poco se apagaban los ecos de la desafortunada serie amistosa contra los universitarios estadounidenses, y en espera de lo que pueda hacer el equipo de Ciego de Ávila en el torneo Challenger que se jugará en tierras canadienses, la afición beisbolera ya tiene su «novela» veraniega.

Los miembros del «clan» Gourriel —Yunieski, Yulieski y Lourdes Yunielki, por orden de edad— no defenderán los colores espirituanos en la próxima Serie Nacional. Al menos eso asegura el periódico Escambray, que cita como fuente de la noticia a Heriberto Moreno, máxima autoridad deportiva en la provincia yayabera.

El guión se venía «cocinando» desde hace ya algún tiempo, a veces con insinuaciones, otras con escaramuzas frente a las cámaras de televisión, o simplemente a nivel de comentario callejero. En fin, nada oficial.

Pero como siempre el río suena cuando arrastra las piedras, los comentarios estaban en zona de strike. Según el rotativo espirituano, «se realizaron los análisis correspondientes en virtud de lo que establece el Reglamento del Decreto No. 140 sobre el régimen de participación deportiva, aplicable para todo el sistema competitivo cubano desde 1988.

Continúa explicando que «en el caso de Yulieski se decidió concederle la liberación de manera excepcional, toda vez que de acuerdo con el mencionado reglamento (Artículo 46), “Los atletas de los Centros Nacionales (…), mientras se mantengan activos en estos centros, participarán por el territorio que los promovió”.

«En el caso de  Yunieski y Lourdes Yunielki Gourriel se decidió obviar el período de espera que establece el Artículo 49: “Los atletas de primera categoría que hayan participado en la competencia de mayores representando a un territorio, al cambiar de domicilio para otro territorio tendrán que esperar un año para participar por el nuevo territorio. Ese año podrán pasarlo sin participar o en su defecto participando por su antiguo territorio”».

Sin embargo, añade que el propio artículo expresa que «si el territorio por donde debe participar el atleta durante ese año autoriza mediante escrito del Subdirector Provincial de Actividades Deportivas, se podrá obviar ese período de espera». Y ese fue el procedimiento seguido.

Hasta aquí lo fundamental de la noticia, divulgada por el sitio web de Escambray. JR intentó buscar más detalles de este dilatado «enroque», que comenzó a diseñarse a partir del traslado del ex estelar jardinero Lourdes Gourriel —padre de los tres jugadores— hacia la capital por motivos de salud.

Pero en la Dirección Provincial de Deportes de Sancti Spíritus nos dijeron que la única persona que podía aclararnos sobre el tema era el compañero Moreno, y se encontraba disfrutando de sus vacaciones.

A su vez, en nuestro contacto con la Dirección Nacional de béisbol el compañero Ibrahim Averof, director de la Serie Nacional, nos explicó que se trataba de un proceso que comenzaba con la solicitud y la aprobación por parte de la provincia de origen, y que por tal motivo los documentos sobre esa decisión aún no habían llegado a ellos.

Ante una de nuestras interrogantes, el directivo nos aclaró que, según lo establecido, el hecho de que ninguno de los hermanos Gourriel haya jugado el Campeonato Provincial de la capital pudiera ser una limitante para que puedan integrar la preselección de la que saldrá el equipo Industriales para la próxima temporada.

En varias ocasiones los Gourriel han declarado que sus propósitos, a partir del cambio de domicilio para estar junto a la familia, son continuar sus respectivas carreras en el equipo capitalino. Y por lo visto, el desenlace de la «jugada» —que por sus características crea un precedente en el béisbol de la Isla—solo está pendiente de que se selle el trámite burocrático.

A partir de entonces, faltará por ver si cada uno de ellos se logra hacer un hueco en el equipo «más odiado y querido» de la pelota cubana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.