El rugido más alto

Ningún equipo expuso mejores armas que las de los Tigres comandados por Roger Machado en el Torneo Challenge de béisbol. La victoria es el resultado de una escuadra que jugó con el placer como única brújula y siempre creyó en sus posibilidades

Autor:

Raiko Martín

Mientras que toda la afición cubana disfruta todavía, y la de Ciego de Ávila se apresta para recibir a sus campeones como se merecen, los Tigres comandados por Roger Machado emprendieron hoy el camino de regreso a casa después de su brillante actuación en el III Torneo Challenge de béisbol, que este jueves bajó sus cortinas en la ciudad canadiense de Prince George.

Allí, ningún equipo expuso mejores armas que las de esta «manada», compuesta por una mezcla bastante heterogénea y con mucho sabor a piña. Más allá de cualquier comparación —cuyo único fin sería descubrirle las manchas al sol—, está el resultado de un equipo que jugó con el placer como única brújula y siempre creyó en sus posibilidades, incluso en los momentos más grises.

Pudiera gastar muchas más cuartillas hablando de lo bien que estuvo la ofensiva, guiada por un Raúl González encendido, y marcada por la contundencia y oportunidad de un Yoelvis Fiss que hizo méritos más que suficientes para traer a sus vitrinas el galardón de Jugador Más Valioso del torneo.

Bastante se pudiera escribir de la determinación de Vladimir García y Yander Guevara, quienes casi no han tomado un respiro en la campaña. Y del resto del staff de lanzadores, pues cada quien aportó su talento y su deseo para contribuir a que el equipo cumpliera el objetivo.

Pero no quisiera pasar por alto el reconocimiento para aquellos como Mario Vega, Lisdey Díaz o Ricardo Bordón, quienes ya habían pasado página en sus respectivos expedientes y no dudaron ni un minuto en responder al llamado. Si ya se habían granjeado el respeto de una exigente afición que los convirtió en héroes cuando se consagraron en la 51 Serie Nacional, ahora se ubican en un escalón más alto de su particular «altar».

Para todos los que le pusieron garra y entusiasmo a esta aventura, que demostraron la validez de esta novedosa experiencia fuera de casa, y que supieron responder a la total confianza que en ellos puso un mánager cada vez más hecho como Roger Machado, llegará el rugido más alto de una afición agradecida.

Actuación del equipo de Ciego de Ávila

 

http://www.juventudrebelde.cu/http://www.juventudrebelde.cu/images/medias/2013/08/31667-fotografia-g.jpg" alt="Tabla de Estadísticas"/>

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.