Asley: ¡quítame esa sal de encima!

Este viernes llegará la primera medalla para la delegación cubana, en la quinta fecha del Campeonato Mundial de Judo con sede en el Gimnasio Maracanazinho, de Brasil

Autor:

José Luis López

Es cierto que la espera, desespera. Pero con toda responsabilidad, les aseguro que hoy llegará la primera medalla para la delegación cubana, en la quinta fecha del Campeonato Mundial de Judo con sede en el Gimnasio Maracanazinho, de Brasil.

Mi confianza la vierto sobre el judoguis del villaclareño Asley González, subcampeón olímpico 2012 en los 90 kilogramos, primero del actual ranking del orbe en esa división y único dueño de preseas individuales por Cuba en la última versión mundialista de París 2011, donde terminó tercero al igual que las chicas en el concurso por equipos.

Asley quedó bye en la primera ronda del grupo C, por lo que debutará contra el ganador del combate entre el serbio Aleksandar Kukolj, subcampeón juvenil europeo 2010, y Luc Manongho, de Gabón. Si como esperamos, lidera su llave, entonces podría medirse en semifinales al griego Ilias Iliadis, titular olímpico de Atenas 2004 y uno de los mejores judocas de la actualidad, quien es favorito para ganar el grupo D.

Y como Cuba «dobló» en esa división, también competirá Yeslandi Echemendía, quien debutará ante el desconocido boliviano Martin Michel.

Hoy irán igualmente al tatami dos chicas. Onix Cortés (70 kg), poco beneficiada en  el veleidoso sorteo, enfrentará en el debut a la japonesa Haruka Tachimota, su victimaria en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. ¿Podrá la judoca capitalina tomar revancha?

La otra muchacha en concurso será Kaliema Antomarchi (78 kg), que iniciará su andar contra la francesa Lucie Louette, actual campeona europea.

Este jueves, cayeron los dos judocas cubanos. Jorge Martínez (81 kg) superó por yuko al iraní Saeed Moradi, pero luego recibió ippón del croata Tomislav Marijanovic.

Entretanto, Maricet, «la Mole», Espinosa (63 kg) abrió con un supersónico ippón contra la croata Marijana Miskovic. Mas en su segunda pelea comenzó muy impetuosa ante Miki Tanaka, subcampeona mundial 2010, a quien el árbitro le marcó tres shidos (penalizaciones) consecutivos.

Pero esos continuos embates agotaron a «Mole», quien no pudo aguantar el empuje de la nipona y también recibió tres amonestaciones. Así, con ese empate, terminaron los cinco minutos de combate. Entonces, hubo que ir al tiempo extra y ahí fue descalificada la caribeña, al sufrir la cuarta y última penalización.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.