«Soy un hombre de béisbol» - Deporte

«Soy un hombre de béisbol»

Alfonso Urquiola dialoga con JR sobre la composición del equipo que representará a Pinar del Río en la 53 Serie Nacional de Béisbol

Autor:

Mayra García Cardentey

PINAR DEL RÍO.— A Alfonso Urquiola no hay quién le «haga un cuento» sobre la actitud venática y pasional de la afición beisbolera. En el mismo parque Roberto Amarán, donde lo veneraban por llevar al equipo vueltabajero hacia la conquista de la edición 50 de la Serie Nacional, tras más de una década sin acariciar la presea, donde solo tiempo después despotricaron en su contra por la polémica ausencia de pinareños en el equipo nacional que él dirigió luego del espectacular triunfo, hoy le reciben con palmas en el hombro: «Qué bueno que vuelves a dirigir el equipo, a ver si hacemos algo», le dicen algunos aficionados.

Pero Urquiola no tiene resentimientos. Se sienta en plena arteria de la ciudad a conversar con quienes fueron adeptos y detractores de sus decisiones. No le debe a nadie, y a la vez a todos. «Soy un hombre de béisbol y me moriré con este equipo», no duda en decir.

Tras dar a conocer el equipo a la próxima serie nacional de pelota accedió a un breve diálogo con JR.

—¿La selección?

—Se hizo basada en un grupo de indicadores imprescindibles a la hora de conformar un equipo: disciplina, disposición, puntualidad, asistencia, aprovechamiento del entretenimiento, características individuales de cada jugador, los puestos y funciones a representar dentro del colectivo y, por supuesto, la trayectoria deportiva. Fue una decisión muy democrática, consensuada, participaron todos los jefes de área, los psicólogos y médicos. Todos participamos, como una familia.

—Dentro del equipo habrá siete novatos, entre ellos cuatro serpentineros. ¿Necesaria renovación?

—Tradicionalmente Pinar ha sido una provincia con un gran prestigio tanto por sus resultados colectivos como por la cantidad de atletas que aporta al equipo Cuba. Se ha ganado un lugar dentro de la élite del beisbol de la Isla. Esto lleva un gran sacrificio y trabajo profundo, así como una labor de continuidad.

«Por ello enfocamos dos proyecciones fundamentales: mantener el nivel competitivo todo el tiempo, y en ese sentido el equipo tiene un buen nivel. También en enfocar un línea de desarrollo de nuevos jugadores.

«Todo en la vida tiene su relevo y somos muy cuidadosos con este fenómeno. Estas incorporaciones responden a jugadores talentosos que pueden tener una gran labor en el futuro. Con la conjugación de estas dos proyecciones podemos lograr grandes cosas».

—Ahora suman cuatro pitchers zurdos…

—Hemos tenido grandes lanzadores zurdos, pero ha sido esporádicamente. Ahora se nos dio el contexto. Los muchachos son buenos, y consideramos la opción. Tener lanzadores de este tipo siempre es provechoso, se hacen más difíciles para el bateador, los atletas los ven menos. Tuvimos esta oportunidad y la aprovechamos.

—¿Cómo se incorpora luego de la polémica de hace unos años?

—Eso lleva bastante tela por donde cortar, se podría escribir sino un libro, al menos la mitad. Siempre me tocan períodos difíciles, épocas complejas e históricas. Me ha sucedido como en cuatro ocasiones.

«Sí, hace unos años se generaron muchos comentarios (sobre la ausencia de un pinareño en el equipo Cuba, entre otros), pero no por estos pedí un descanso. En realidad lo necesitaba; era el momento propicio. Sé que raras veces después de ganar un campeonato, un director dice que no va a dirigir más; pero hay situaciones que lo obligan a uno a tomar ciertas decisiones, y pensé que era un buen contexto para un descanso.

«Todo este tiempo estuve en un contrato en Panamá,  sin embargo, me desligué de la pelota cubana. Puedo estar alejado, pero no desvinculado. Veía los partidos, especialmente los de Pinar del Río. Este es mi equipo, siempre lo será.

«Ahora vuelvo, no de regreso, sino que retorno a dirigir. Ya estoy aquí, para tratar de dar todo lo que pueda, como siempre he hecho. Y vamos a ver qué pasa».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.