Ganchos, defensa… y retornos

Esta nueva edición del Playa Girón enrola a 181 pugilistas, y la división que promete mayor pugna será la de 69 kilogramo

Autor:

José Luis López

SANCTI SPÍRITUS.- Ganchos, swinnes y rectos por doquier, matizaron este martes el inicio del LII Torneo Nacional de Boxeo Playa Girón, con sede en la sala Yayabo, de esta ciudad, el cual retorna a los combates sin el empleo de la cabecera.

«Este certamen es de máxima prioridad, incluso, por encima de la Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés). Además, cerrará el plan de preparación del año y servirá para que los técnicos convoquen a los pugilistas más capaces con el objetivo de integrar la preselección nacional», comentó Alberto Puig, presidente de la federación cubana del deporte de los puños.

En el sorteo del evento, Puig indicó también que en Cuba se desarrollará el próximo año la Serie Nacional de Boxeo, con estructura, características y reglamento competitivo similares a la WSB, que prevé incentivar esta idea en todos los países dueños de franquicias.

Esta nueva edición del Playa Girón enrola a 181 pugilistas, y la división que promete mayor pugna será la de 69 kilogramos. Allí destaca la rivalidad existente entre Arisnoides Despaigne, subcampeón mundial de Almaty, y el titular olímpico Roniel Iglesias, quien ya cumplió su sanción y viene dispuesto a regresar al colectivo principal como número uno del peso.

Además, en esa categoría también aparecen Carlos Banteur, plata olímpica en Beijing 2008, junto a los combativos Yoelkis Labañino y Disnay Semanat.

Entretanto, también se presagia mucha «candela» en los pesos ligeros, que reunirán, entre otros, al bicampeón mundial Lázaro Álvarez —en busca de su primer título en torneos de casa—, al dos veces monarca doméstico Iván Oñate y al estilista Pablo Vicente Carmona. Llamó la atención conocer que en esta división retornará hoy al ring, después de cuatro años de ausencia, el titular mundial juvenil 2002, Michel Sarría, un zurdo de excelente jab de derecha. Su rival será el experimentado guantanamero Inoeldis Pellicier.

Y se presume que los ligero-welters, la división más «poblada» con 26 púgiles, también levante el graderío, con la presencia del subcampeón del orbe Yasnier Toledo, Luis Oliva —con participación en la WSB—, el oro mundial juvenil Kevin Brown y los avezados Liván Navarro y Jorge Moirán.

Camagüey tratará de conservar el cetro por provincias, en tanto Pinar del Río y Guantánamo intentarán mejorar el segundo y tercer peldaños, respectivamente, alcanzados en la pasada edición. Pero La Habana y Santiago de Cuba estarán a la caza de ese podio de premiaciones, pues tienen figuras capaces de auparlos. Entonces, ¡que gane el mejor!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.