Segundo tropiezo de Villa Clara en la Serie del Caribe - Deporte

Segundo tropiezo de Villa Clara en la Serie del Caribe

El representante cubano siguió sin encontrar la senda del triunfo en la justa caribeña, al ceder frente al Navengantes del Magallanes anfitrión con pizarra de 8 x 5

Autor:

Raiko Martín

ISLA MARGARITA, Venezuela.- El equipo de Villa Clara volvió a fallar. Comenzó delante su duelo frente al local Navegantes del Magallanes, logró luego descontar la amplia ventaja que le separaba del más reciente campeón del béisbol venezolano, pero el intento de empatar el marcador fue víctima de un burdo «suicidio».

Porque solo así pudiera calificarse el inexplicable embalaje hacia home de Ariel Borrero, punto de inflexión en el partido ganado por lo locales con pizarra de 8-5.

Tal vez fue esa la falla más notable, pero jamás la más decisiva del juego, otro en el que las carenciasmonticulares que carga el equipo de Ramón Moré sobre sus espaldas terminó lastrando la posibilidad de un feliz resultado. ¿Para qué seguir buscando más motivos?

Sí, el equipo fue víctima de impresionantes fildeos que pudieron trocar la historia. También mejoró la imagen exhibida durante el debut frente a los mexicanos. Sin embargo, volvió a dejar la sensación de estar siempre nadando a contracorrientes y a merced de alguno de sus lanzadores.

No fue esta la noche del jovencito Norge Luis Ruiz, a quien le calibraron bien los lanzamientos cuando la tanda de la «nave turca» volvió a tenerlo enfrente. Y salvo Yosvani Pérez —tampoco ha estado perfecto—, el resto del cuerpo de salvadores a errado estrepitosamente en sus funciones, porque a este nivel hace falta poseer buena velocidad, pero sobre todo maña —forma de abreviar el significado de pensamiento táctico—, para poder dominar a los bateadores.

Al final, si cada desenlace no es más que la suma de todos los acontecimientos vividos durante el juego, entonces también en el saco de los motivos habría que incluir el costoso error de Yulieski Gouriel, que si bien no hizo la diferencia final, borró de un plumazo la temprana y mínima ventaja. Y eso no lo borra ni los batazos, ni los robos de base que propiciaron casi siempre posibilidades de anotar.

A mi entender, también incluiría la determinación de apostar por Edilse Sila como bateador emergente,cuando teniendo en el banco a Danel Castro, así como la incapacidad de fabricar carreras con hombres en primera y tercera base sin outs en el pizarrón.

Fue el segundo tropiezo sucesivo en este retorno a la Serie del Caribe, y el octavo seguido de un equipo cubano en el exterior, contando desde la derrota frente a Holanda en el III Clásico Mundial y la barrida sufrida en la gira por varias ciudades estadounidenses. De tal forma, solo queda una bala a la tropa anaranjada para no despedirse a priori del campeonato, y el blanco serán este lunes  los Tigres del Licey dominicano. Ojalá que termine en el blanco.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.