¿«Tanques» alemanes o Furia Roja española?

A 11 días del duelo inicial Brasil-Croacia, Juventud Rebelde les brinda hoy sus pronósticos

Autor:

José Luis López

Los pasados domingos 4 y 11 de mayo, bajo el título «Gambetas en tierra de samba», Juventud Rebelde publicó un somero pronóstico de los dos equipos que avanzarían en cada uno de los ocho grupos a la fase de octavos de final.

Por el A, vaticinamos que lo harían el pentacampeón y local cuadro de Brasil, junto a Croacia; en el B, nos decidimos por el monarca exponente España y Holanda, en el C dimos el visto bueno a Colombia y Grecia, mientras que en el D se lo otorgamos a Italia y Uruguay.

Entretanto, en la llave E favorecimos a Francia y Suiza; en la F,  a Argentina y Bosnia-Herzegovina, en tanto Alemania y Portugal recibían nuestros «pasaportes» en la G. En el grupo H, se los tributamos a Bélgica y Rusia.

Sin embargo, creo que ustedes debieron imaginarse que no los dejaría con las ganas de adivinar el final de la película. Sin dudas, me darán la razón de que «dar en el clavo», en un vaticinio deportivo, es sumamente complejo. Máxime en el fútbol y, más aún, en una Copa del Mundo, en la que siempre aparece un equipo «eléctrico» —ese con el cual nadie contaba—, y derrumba todos los augurios.

Pero no hay espacio para más. Cuando apenas restan 11 días para el inicio del festín, los convido a que me acompañen en este «trayecto competitivo» por la Avenida Brasil, sin la presencia del supergoleador Tifón.

Octavos de final

Según nuestro pronóstico, los respectivos cruces en la fase de octavos de final quedarían así: 1A (BRA)-2B (HOL); 1B (ESP)-2A (CRO); 1C (COL)-2D (URU); 1D (ITA)-2C (GRE); 1E (FRA)-2F (BOS); 1F (ARG)-2E (SUI); 1G (ALE)-2H (RUS); 1H (BÉL)-2G (POR).

En el primero, la joven generación de futbolistas brasileños, encabezada por el delantero Neymar y el volante creativo Oscar, junto a una excepcional línea defensiva integrada por Marcelo, David Luiz, Thiago Silva y Dani Alves, es nuestra favorita para imponerse al actual subcampeón mundial Holanda, al que se le lesionó su letal ariete Robin van Persie. Sería un partido exquisito, ese que nadie quiere ver en los octavos de final. Pero el veleidoso sorteo y nuestro ¿arrebatado? pronóstico, así lo quisieron.

Luego, España superaría sin contratiempos a Croacia. Jugadores experimentados como Iniesta, Xavi y Xabi Alonso, la dupla de centrales integrada por Ramos y Piqué, y el avezado arquero Casillas, son superiores a Modric, Rakitic y Mandzukic, quien no puede jugar el día del debut ante Brasil por acumulación de tarjetas en las eliminatorias de Europa.

Detrás, sigue un duelo sudamericano. Y mi favorito es el equipo uruguayo, en el cual está en duda incluir al delantero Luis Suárez, por lesión. Pero Cavani, Stuani, Lodeiro y la dupla de Lugano y Godín en funciones defensivas, mostrarían la garra charrúa frente a la escuadra colombiana.

Del presunto cotejo Italia-Grecia, creo que nadie tiene dudas: la azurra dictaría el ritmo de juego —y los goles, claro está—, ante la defensa rocosa de los helenos. El encargado de quebrarla sería el crack Andrea Pirlo y el de meter los goles, Mario Balotelli.

De darse el duelo Francia-Bosnia, ocurría algo similar: les blues impondrían su fuerza y tino con el balón, apoyados en los botines de Ribéry, Cabaye, Valbuena y Benzema, así como en las «piernas duras» de Pogba y Matuidi en el mediocampo, para frenar el presumible contraataque que intentarían los bosnios.

¿Del Argentina-Suiza? Considero que para los europeos, haber llegado a esta fase ya es un mérito. A pesar de que han mejorado mucho en los últimos años, la escuadra albiceleste de Lionel Messi impondría su poder ofensivo. La velocidad y gambeteo de Di María servirían para hacerles llegar balones al «Kun» Agüero e Higuaín. Y ante las faltas sobre ellos, el DT Sabella solo tendría que mirar a Messi. Ustedes se imaginan el resto.

Además, ¿qué me dicen del probable juego Alemania-Rusia? ¿Sería un clásico paseo germano? Pienso que sí. Los rusos no poseen argumentos para detener a  Reus, Müller, Klose, Kross y compañía, quienes sí las tienen todas consigo para vulnerar el arco de Akinfeev.

Finalmente, en lo que sí estoy bien dudoso es en brindarles mi favorito en el conjetural enfrentamiento Portugal-Bélgica. O lo que es casi lo mismo: el duelo entre el Balón de Oro Cristiano Ronaldo y el portero Thibaut Courtois. Pero como debo dar un nombre, ahí les va: pasan los lusos.

Cuartos de final

Si hasta ahora no han cerrado el periódico, entonces lo invito a «colarnos» en el  laberinto de los cuartos de final. Ya en esta fase, los ocho equipos «de JR» han pulido bien sus respectivas maquinarias. Podrán existir algunos lesionados, y tocará el turno a un jugador de cambio para actuar como regular. Lo cierto es que, a partir de este momento, se pone mucho más interesante el certamen, en pos de la corona que ostenta España. Entonces, «manos a la obra».

Aquí podría darse otro interesantísimo duelo sudamericano: Brasil-Uruguay. Y voto a favor de los anfitriones. Sus hombres de ataque, Neymar, Hulk y el centro delantero que escoja el DT Felipao —realmente, tiene muy poco de donde asirse— tendrán que concebir más de una estrategia para llegar al área donde defienden hombres como Diego Godín y Lugano. Pero creo más factible que los pentacampeones vulneren la valla de Muslera, a que los charrúas se lo hagan a Julio César, porque Thiago Silva y David Luiz se encargarían de evitarlo.

En los tres restantes pareos «podría arder Troya». A saber, Alemania-Francia sería un  verdadero choque de trenes. Pero doy mi dictamen favorable a los «tanques» germanos. E igual sucede con el presumible España-Italia, en el cual avalo a los ibéricos. Y en el difícil cotejo Argentina-Portugal, acredito una sonrisa albiceleste. Messi sigue en pugna… y CR7 retorna a casa, para desdicha del fútbol.

Semifinales y final

Brasil-Alemania y España-Argentina: ¡en tremendo problema me he metido! Pero si llegué hasta aquí y ustedes quieren saber si me absuelven o linchan, prepárense entonces para mi «sentencia» final: Alemania y España discutirían el cetro. O más preciso aún: los talentosos jugadores del Bayern Múnich y el Borussia Dortmund se medirían a sus similares del Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. Los germanos, dueños de tres títulos mundiales, no ganan desde Italia 90, mientras que los españoles defenderían su único cetro, logrado hace cuatro años en Sudáfrica. ¿Que quién gana ahora?: Alemania. Entonces, ¿cómo quedo yo?...

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.