El buen paso se estira - Deporte

El buen paso se estira

Con marcadores de 25-23, 25-16 y 25-20, la selección masculina cubana conquistó un segundo triunfo ante la escuadra de México

Autor:

Raiko Martín

La selección masculina cubana anda a ritmo perfecto por la Liga Mundial de Voleibol. Claro, no transita por los niveles más exigentes del torneo, pero reconforta que esta nueva hornada de jugadores le haya arrancado a México un segundo triunfo, otra vez en sets corridos pero ahora en tierras tunecinas.

Fueron los aztecas los que llegaron, al igual que los cubanos, al final del primer tramo del grupo F que acogieron como sede. Y como entonces, los dirigidos por Rodolfo Sánchez volvieron a demostrar por qué son favoritos para encabezar la llave y avanzar hacia la consagración en este nivel.

Los marcadores parciales, que cerraron con 25-23, 25-16 y 25-20 dan fe de la superioridad cubana, apoyada esta vez en los servicios del auxiliar Javier Jiménez, quien se apuntó nueve unidades con sus violentos remates y tres construyendo «paredes» sobre la net.

Fue la defensa de esta una de las virtudes de la escuadra caribeña, pues a la tarea se unieron el central Isbel Mesa y el pasador Leandro Macías, para una faena que incluyó 14 bloqueos efectivos. También notable resultó la disminución de errores no forzados, a razón de poco más de cinco por set.

De tal forma, el elenco cubano descansa cómodamente en la cima del grupo con los 12 puntos posibles, producto de los cuatro triunfos sin revés. Para hoy está prevista su segunda presentación, precisamente ante los anfitriones tunecinos, que este viernes cedieron ante el empuje de la representación de Turquía en cuatro mangas, con marcadores de 16-25, 25-17, 18-25 y 19-25.

Con ese éxito, los turcos escalaron al segundo lugar de la agrupación con siete puntos, dos más que los mexicanos. Cierran la clasificación los locales, quienes aún no han podido sumar.

Otro tropiezo

No se puede decir lo mismo del curso que han tomado los acontecimientos en la capital mexicana, donde la escuadra femenina cubana encajó su segunda derrota consecutiva en el grupo A de la Copa Panamericana, que ofrece cupos al Grand Prix del próximo año.

Tal vez por algunos destellos vistos en la anterior presentación frente al potente elenco dominicano dispararon las esperanzas, pero de borrarlas se encargó el equipo canadiense, vencedor en sets corridos con marcadores de 25-22, 25-23 y 25-21.

Ahora, al inexperto cuadro cubano le fallaron varias cosas. Por ejemplo, la defensa en la net, pues si ayer superaron notablemente a las quisqueyanas en ese aspecto, esta vez apenas pudieron edificar par de bloqueos en todo el partido.

Estériles fueron los 20 puntos subidos a su cuenta por la jovencita Melissa Vargas, quien sigue —y seguirá— siendo el puntal ofensivo de este equipo. Faltó el acompañamiento, porque solo la central Alena Roja pudo superar los cinco tantos.

Con ese resultado se reducen a cero las posibilidades de fallo para la selección cubana. De momento marchan en la tercera posición, por detrás de las invictas dominicanas y canadienses, quienes deben pelear por la cima de la clasificación. Hoy enfrentarán a la selección de Trinidad y Tobago y mañana a la de Perú en busca de dos triunfos que les permitan, al menos, llegar a la fase de cuartos de final. Avanzar más allá sería un resultado demasiado bueno.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.