Brasil chocó con las «tenazas» de Ochoa

El duelo entre Brasil y México términó 0-0, con un destacado desempeño de los porteros de ambos equipos, en especial del mexicano Guillermo Ochoa

Autor:

José Luis López

Para insatisfacción de todos, no se presentó el invitado Don Gol al estadio Castelâo, de Fortaleza, en el esperado duelo de este martes entre el local Brasil y México, por el grupo A de la Copa del Mundo de Fútbol. Y la «maldita culpa» de ese desaire, se arropa en grado supremo —no digo que toda—, en ambos cancerberos, en especial el mexicano Guillermo Ochoa, quien atenazó todo los proyectiles que le enviaron Neymar y sus escoltas.

No obstante el empate 0-0, fue un juego de mucho «sube y baja». Brasil, tal y como mostró ante Croacia, se encomendó a los botines del delantero del Barça. Para los demás, ni samba, ni llegadas al área chica con esférica dominada. Eso no va con su técnico Felipao, quien aboga por el orden en todas las líneas y los centros con balones aéreos.

Y de tanto insistir con ese guión, llegaron sus mejores momentos. Pero Ochoa los abortó todos. La exhibición de sus «tentáculos» comenzó en el minuto 25, contra un centro por derecha de Dani Alves que Neymar conectó potente pegado al poste derecho.

Y antes del descanso, el «Memo» Ochoa salvó nuevamente su portería, tras anular un disparo de David Luiz, quien había recibido un pase de pecho de Thiago Silva.

En el tiempo complementario, Scolari envió a la grama a Bernard y a Jô, sustituto del delantero Fred, que apenas tocó la bola. Y las veces que lo hizo, se la entregó a un rival. Pero ninguno de los cambios ofreció satisfacción a sus hinchas, porque apenas si se acercaron a los linderos del área. Por eso, no podían llegar los goles.

Ya en el minuto 88, el arquero azteca terminó de colgarse el cartel de «héroe», al manotear un peligroso cabezazo de Thiago Silva. «Ha sido mi mejor partido en una copa del mundo», declaró Ochoa tras culminar el juego.

Por su parte, el guardavallas brasileño Julio César también se mostró efectivo, rechazando entre otros un disparo del volante Héctor Herrera.

Mientras, en el estadio Mineirâo, de Belo Horizonte, los jugadores de cambio Marouane Fellaini y Dries Mertens marcaron dos goles en diez minutos, para sellar la remontada de Bélgica por 2-1 ante el rocoso cuadro de Argelia.

Argelia se fue delante en el minuto 25, cuando Sofiane Feghouli cobró eficientemente un penal, lo que constituyó el primer tanto del equipo africano en un mundial desde 1986. Pero Bélgica, que había decepcionado en el primer tiempo, se forró con el buen tino del volante creativo del Chelsea, Eden Hazard, para conseguir la remontada. En el minuto 70, logró igualar cuando Kevin De Bruyne —el dueño de los balones parados—, lanzó un preciso centro al área y Fellaini, quien había entrado cuatro minutos antes, lo anidó en la cabaña rival. Y Mertens anotó a los 80’, por un pase de Hazard, para darle la victoria al conjunto europeo.

Y en la Arena Pantanal, de Cuiabá, las escuadras de Rusia y Corea del Sur empataron 1-1. Lo dejaron todo para el segundo tiempo. Lee-Keun Ho anotó en el minuto 68, tras un fallo garrafal del portero Akinfeev, quien no pudo retener el balón con precisión, en tanto Alexander Kerzhakov firmó la paridad en el 74, solo dos minutos después de haber entrado como jugador de cambio.

Hoy habrá tres partidos: Camerún-Croacia, por el grupo A, en tanto Holanda-Australia y España-Chile lo harán por el B.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.