Francia y Alemania: a puro dolor

Ambas selecciones accedieron este lunes a los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014, ¡pero cómo sufrieron en el intento!

Autor:

José Luis López

¿Trámite cumplido? Francia y Alemania accedieron este lunes a los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014, eliminando a Nigeria y Argelia, respectivamente. Eso estaba vaticinado. ¡Pero cómo sufrieron en el intento! No solo porque sus nóminas no resultaron tan efectivas como se pronosticaba, sino también por la incapacidad en el trato al balón de sus jugadores creativos en el mediocampo.

En el estadio Nacional, de Brasilia, los galos vencieron 2-0 a las «Águilas Verdes», que les diseñaron «un muro de contención» con cinco volantes, además del valiente portero Enyeama, quien detuvo innumerables disparos. Pero cometió dos errores costosos. Y Francia no los desaprovechó.

Los primeros compases fueron dictados por Nigeria, que complicó a la zaga gala, bien perdida ante el regate de Odemwingie, quien «se coló» reiteradamente por los espacios que dejaba Evra. Los europeos hicieron varios intentos, pero tropezaron con la fuerte defensa nigeriana. En esa recuperación de balones, el veloz Moses inició varios contraataques, incluido uno en el minuto 18, cuando Emenike llegó a batir al portero Lloris. Pero el gol fue anulado por una supuesta posición adelantada, que el replay se encargó de desmentir. La alarma estaba activada.

Francia adelantó más las líneas y tuvo más el balón. Pero ni Valbuena ni Cabaye mostraron sus eficientes trazos. Y como sus delanteros Benzema y Giroud eran simples espectadores, entonces fue el joven Pogba quien haló el carro.

En la segunda etapa, el juego se trabó en el mediocampo. Nigeria mantuvo la posesión del balón, pero no agredió con su velocidad. Y los franceses «leyeron» mejor el partido e iniciaron su intento por quebrar a Enyeama y sus asistentes. Entonces, el cancerbero africano «se fue de fiesta» en el minuto 79, salió a destiempo para manotear un balón y su mal despeje lo aprovechó Pogba, para anidarlo de cabeza en la red.

Y en el minuto 90, Griezzmann, que había ingresado por Giroud, se adelantó al portero en un centro y un autogol del defensa Yobo garantizó la victoria francesa cuando el árbitro anunciaba cinco minutos de tiempo añadido.

Pero si Francia se vio en apuros con los nigerianos, Alemania obtuvo una pírrica victoria de 2-1 ante Argelia, en la prórroga, en el estadio Beira-Rio, de Porto Alegre. Los argelinos fueron categóricos: cinco y seis volantes para evitar los pases de los centrocampistas germanos.

Un pésimo accionar del mediocampo evidenció las fisuras del cuadro alemán. Una vez más, su volante creativo Mesut Özil se ausentó de la grama, y Mario Götze se mostró sin ideas. Además, la baja por enfermedad de Mats Hummels, obligó a rearmar la defensa.

El técnico Joachim Löw apostó por Schweinsteiger en lugar de Khedira, además de ubicar a Boateng como central. Pero ambas soluciones fueron insuficientes y los argelinos las supieron «traducir». Solo que en la portería apareció un verdadero valladar llamado Manuel Neuer, muy claro en sus salidas para despejar balones a cualquier parte.

Ya en el minuto 8, Neuer tuvo que salir del área para tapar una veloz contra de Slimani. En el 14’, Feghouli eludió dentro del área a Höwedes y Boateng con una magistral maniobra. Pero disparó fuera. Y en el 16’, el propio Slimani cabeceó a la red un centro desde la izquierda ganando otra vez a Boateng, pero el gol no contó por fuera de juego.

Alemania despertó en el 35’. Müller, sin dudas su mejor hombre, cabeceó desviado y tres minutos después el portero M’Bohli rechazó un disparo de Götze. El arquero se lució en el 40’ tapando un tiro de fuera del área de Toni Kroos y un mano a mano a Götze en el rechace.

Löw comprendió que algo andaba mal. Y en el segundo tiempo, metió a Schürrle por Götze para buscar más creatividad ofensiva. Y el delantero del Chelsea inglés le dio la razón. Mientras, la entrada de Khedira en el 70’ por el lateral Mustafi, lesionado, empeoró el trámite.

Ya en la prórroga, llegó el triunfo alemán: en el minuto dos, Müller lanzó un centro que Schürrle conectó con un taco para marcar el 1-0. Y Özil hizo el 2-0 encontrándose el rechace del arquero tras disparo de Schürrle. Con todo definido, Djabou firmó el gol de la honrilla en el 121’ para resaltar los problemas de Alemania.

Hoy cierra la fase de octavos, con los cotejos Argentina-Suiza y Bélgica-Estados Unidos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.