Trofeos, ¿al alcance de los pies?

La última actividad de la FIFA en torno a esta Copa fue entregar los trofeos a los jugadores y equipos más destacados. Y muchos han quedado atónitos con el otorgamiento del Balón de Oro al delantero argentino Lionel Messi

Autor:

José Luis López

Calabaza, calabaza, cada uno para su casa. Ya en Brasil no queda nadie. Cerró la Copa del Mundo 2014 y llegó la hora del análisis para cada una de las 32 selecciones que movieron la esférica en la tierra de la samba.

La última actividad de la FIFA en torno a esta Copa, fue entregar los trofeos a los jugadores y equipos más destacados. Y muchos hemos quedado atónitos con el otorgamiento del Balón de Oro al delantero argentino Lionel Messi, quien no se mostró superior ni al alemán Thomas Müller, ni al holandés Arjen Robben, dueños de los Balones de Plata y Bronce, respectivamente. Pero les digo más. En la clausura del evento, a la mismísima Pulga biónica se le notó extrañado cuando se supo dueño del trofeo.

Esos tres astros, intervinieron en siete partidos. Y el crack del Barça firmó cuatro goles, una asistencia y cometió seis faltas. Esas cuatro dianas fueron en la fase de grupos. A pesar de la cerrada marca que le hicieron sus rivales, la traducción no puede ser más clara: Messi firmó una letal sequía goleadora que se extendió a cuatro partidos y medio, pues anotó su última diana en el minuto 45, en el duelo contra Nigeria (3-2). Apenas apareció cuando su equipo más lo necesitaba. Y solo mostró algunos rasgos de ese «estrecho lazo de amistad» que tiene con el balón.

Entretanto, Müller fue la bujía propulsora de los «tanques» alemanes, con cinco goles y tres asistencias, y Robben quebró muchas cinturas rivales, marcó tres goles e hizo otro pase a gol. Y ambos dieron la cara en los momentos claves. Entonces, con el respeto que le profeso al Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA, creo que no fueron justos. ¿Qué me dicen?

Mientras, la Bota de Oro se le concedió al volante creativo colombiano James Rodríguez, autor de seis goles en 17 tiros a puerta, además de realizar dos asistencias. Sin dudas, su accionar fue clave en el avance de los «cafeteros» a cuartos de final. La de plata fue para Müller (5-3) y la de bronce al aval del brasileño Neymar (4-1). Asimismo, el volante de contención francés Paul Pogba recibió el Premio de Jugador más Joven. Estuvo 354 minutos en cancha, marcó un gol y cometió seis faltas.

El Guante de Oro se lo llevó el cancerbero alemán Manuel Neuer, quien jugó los siete partidos, permitió cuatro goles y atajó el 86 por ciento de los disparos que le enviaron.

Las estadísticas de la FIFA también reflejan que Müller fue el jugador que más kilómetros corrió (83,957) y su coterráneo Philipp Lam devino mejor en pases completados, con un 86,3 por ciento de los 562 que hizo. Y Neuer fue el portero de mejores paradas, con 25.

Y finalmente, Colombia recibió el Premio Fair Play (Juego Limpio) pues en cinco juegos no recibió ninguna tarjeta roja y solo cinco amarillas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.