Coronación a la antigua

Los peloteritos criollos se impusieron este domingo 6-3 frente a Estados Unidos

Autor:

Raiko Martín

El béisbol cubano regresó recientemente a la senda de la consagración en un certamen de carácter universal gracias a un puñado de jugadores, todos menores de 15 años, que unieron sus esfuerzos para concretar un anhelo que parecía difícil.

Eran pasadas las 11:00 p.m. del domingo en el archipiélago cubano cuando a los discípulos de Noel Guerra apenas le quedaban par de oportunidades para cambiar la historia de la final del Campeonato Mundial sub-15, disputada en la ciudad mexicana de Mazatlán.

La novena cubana había comenzado delante anotando en el mismo primer episodio, pero no pudo evitar que el hasta ese momento invicto equipo de Estados Unidos tomara el mando por la mínima en esa misma entrada y aumentara a dos su ventaja en el quinto episodio.

Como muchas veces tuvieron que hacer los peloteros cubanos en sus no pocas hazañas escritas sobre el diamante, los cubanitos lograron equilibrar la pizarra en la sexta entrada gracias al doblete impulsor de Ernesto Martínez y decidieron el choque en el octavo.

Otra vez Martínez, sin duda uno de los grandes héroes de la conquista, pegó doblete y anotó por cañonazo de Michel Vargas. No obstante, y para hacer más segura la remontada, se sumaron otras dos anotaciones gracias a la combinación de un boleto, par de lanzamientos escapados del lanzador y rival y una rolata impulsora por el cuadro.

La selección cubana llegó a este dramático desenlace después de cubrir la fase eliminatoria sin sufrir ningún revés. Ya en la segunda fase abrieron y cedieron precisamente frente a los norteños, por lo que el triunfo definitorio supo a desquite. En esa instancia también fue derrotada por la representación anfitriona, pero afortunadamente ese resultado no influyó en el avance a la final del torneo.

En el plano individual fue Lázaro Almenteros la referencia ofensiva del equipo cubano durante todo el torneo, pues conectó 12 imparables, entre ellos tres dobles y cinco triples, empujó ocho anotaciones y promedió para .462. El propio Martínez (.436 con 17 hits, 11 impulsadas y líder en triples con cinco) y Miguel Vargas (.394 con 13 inatrapables y ocho propulsadas) también brillaron con el madero en ristre.

Hito a cuatro manos

Por el novedoso carácter del torneo, el triunfo que este lunes consiguió Artemisa sobre Pinar del Río con marcador de 1-0 pasará a la historia como el primer no hit no run de un  Campeonato Nacional categoría sub-23. Y más sui géneris se vuelve el dato porque la autoría la exhibirán cuatro lanzadores.

El ganador Navid Luis Cosme fue uno de ellos, pero además estarán reconocidos los aportes de Michel Ortiz, Oriel Martínez y Yanier Viera, este último en calidad de salvador. También, en el acápite negativo, aparecerá el nombre de Yasmani Castillo como perdedor, aunque siempre habrá que decir que la única anotación del partido estuvo manchada por un error.

Además de ese desenlace correspondiente a la llave A, hubo medio cumplido en el apartado B con el triunfo de Villa Clara sobre La Habana con marcador de 10-3. Yordanis Casanova fue el vencedor y Maikel Taylor el derrotado, a pesar del vuelacercas del capitalino Dayron Blanco.

El otro desafío, pactado entre Mayabeque y Cienfuegos, quedó sellado en la misma segunda entrada a causa de la lluvia.

Mientras, Las Tunas siguió remarcando el mal momento que vive la novena espirituana, a la que sometió por 5-2. El buen crédito correspondió a Alexis Varela, el tropiezo fue a la cuenta de Carlos Sierra y hubo rescate para Yenier Echevarría. En ese mismo apartado C, los anfitriones de Ciego de Ávila se impusieron a sus vecinos de Camagüey con pizarra de 5-2.

A su vez, en Holguín los locales necesitaron diez entradas para derrotar cerradamente a Guantánamo por 7-6, en pleito correspondiente al segmento D y en el que Julio David Góngora conectó un batazo de vuelta completa.

También, Santiago de Cuba consiguió su tercera lechada del torneo y de paso su séptima victoria consecutiva para afincarse como líder de ese grupo. Esta vez su víctima fue la formación de Granma con marcador de 3-0 con excelente faena del ganador Ediasbel Valentín y punto por juego salvado para Carlos Font. El lanzador derrotado fue Jesús José Rodríguez.

El programa de la jornada se completaba con el encuentro de la llave A entre Matanzas e Isla de la Juventud, que se disputaba al cierre de esta edición en el estadio yumurino Victoria de Girón.

Las acciones de este naciente certamen continuarán hoy con los siguientes cruces.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.