Contra el estambre

Artemisa y Camagüey se enfrentan este viernes en tierra santiaguera, en el último tramo de la fase semifinal del Campeonato Nacional sub-23

Autor:

Raiko Martín

Con el interesantísimo duelo entre el líder Artemisa y su escolta Camagüey, inicia hoy en tierras santiagueras el último tramo de la fase semifinal del Campeonato Nacional sub-23 de béisbol, que tiene altas posibilidades de tener un cierre de fotofinish.

Apenas un juego es la diferencia que le sacan los Cazadores a la tropa agramontina, por coincidencia las dos que avanzaron hasta esta instancia sin liderar sus respectivos grupos clasificatorios.

La novena artemiseña ha tenido un impecable tránsito por la presente etapa, apoyada principalmente en las buenas faenas de su staff de lanzadores, que entre un tramo y lo que va de otro trabaja para un promedio de carreras limpias de 2.89, solo superado por el 2.79 de los serpentineros locales.

Llama la atención que tres de los cinco éxitos que acumulan los punteros en el segmento semifinalista han sido por la mínima diferencia, y los otros dos han terminado por la vía de la lechada.  Algo similar le ha ocurrido a los tinajoneros, cuya única derrota en esta etapa sucedió en el arranque frente a sus rivales de turno. Después de eso han hilvanado cuatro victorias sucesivas, tres de ellas con ventaja de una sola carrera.

El resto del programa de la fecha también pudiera arrojar desenlaces esclarecedores, toda vez que, salvo el elenco avileño que no pudo hacer la cruz en su casillero de triunfos durante la primera vuelta, otros tres aspirantes tienen opciones de llegar hasta el play off decisivo.

Los muchachones de la tierra de la piña intentarán mejorar la pálida imagen que vienen dejando con un triunfo sobre la tropa matancera, anclada en solitario en el tercer escaño de la tabla de posiciones gracias a sus tres triunfos en cinco presentaciones.

Para el cierre de la cartelera está reservado el enfrentamiento entre Mayabeque y la anfitriona Santiago de Cuba. Los Huracanes comenzaron impetuosos y lograron dominar su llave eliminatoria, pero ahora sus ráfagas apenas han hecho estragos en una sola ocasión. Más o menos esa ha sido la tónica de las Avispas menores, que se dieron gusto picando hasta llegar a las semifinales, y ahora vuelan en el cuarto escaño después de su más reciente tropiezo con los yumurinos.

Después de las cinco fechas restantes, los dos equipos con mejor balance iniciarán la lucha por el trono, pactada al mejor en cinco batallas. Las acciones comenzarán en la tierra de quienes terminen de segundos, y de ser necesario los tres últimos partidos se jugarán en la casa del líder de la presente etapa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.