Un balón… de oxígeno

La selección cubana se impuso al elenco de Corea del Sur con marcadores de 25-21, 23-25, 25-14 y 25-22. Mañana enfrentará a Túnez en busca de un triunfo que le permita mantenerse en zona de clasificación

Autor:

Raiko Martín

Por momentos, en los finales del cuarto set, revolotearon los peores fantasmas dentro de la sala  Spodek de la ciudad polaca de Katowice, sede del grupo B del Campeonato Mundial de voleibol para hombres. La selección cubana iba delante por 2-1, pero un triunfo parcial del elenco de Corea del Sur no solo equilibraba la balanza del partido, sino que además aniquilaba virtualmente las esperanzas de avanzar a la siguiente fase. Afortunadamente, todo acabó ahí, y el triunfo con marcadores de 25-21, 23-25, 25-14 y 25-22, dio un poco de alas al sueño, aunque aún nada está dicho.

La mejor noticia, además de la victoria sin llegar al tie break, fue que la inexperta banda bajo el mando de Rodolfo Sánchez pudo con la presión. Sabían sus integrantes lo que significaba poner rodilla en tierra en ese momento decisivo, y fueron capaces de remontar después de llegar con desventaja de 13-16 al último tiempo técnico del cuarto tramo. Dos potentes servicios del joven central Félix Chapman fueron determinantes para cerrar el lazo.

Su participación en el cierre frente a los alemanes fue suficiente para que el estratega cubano le abriera las puertas de la titularidad —quedó Isbel Mesa en la banca—, y el muchachito respondió con 14 puntos, la mitad de ellos levantando efectivas murallas sobre la net.

Fue precisamente el bloqueo el arma más solvente del elenco cubano —fueron 15 en todo el partido—, dada la menor estatura de sus adversarios. Funcionó en los momentos necesarios, ya que el opuesto Rolando Cepeda siguió, como de él se espera, sin carburar  —solo diez puntos— y los niveles de recepción siguen estando por debajo de los estándares de un torneo de tanto rango. En descargo del capitán cubano, hay que reconocer su peso desde la línea de servicios, sobre todo en la tercera manga, cuando el equipo marcó siete tantos sucesivos.

Le tocó esta vez tomar las riendas del ataque al jovencito auxiliar Osmany Uriarte, y solo uno de ellos no fue en acción de ataque. Una docena de unidades aportó su pareja de faena Javier Jiménez, mientras que David Fiel, el otro central titular, sumó seis.

Este triunfo, el primero en el torneo, oxigena las aspiraciones cubanas de sobrevivir a la fase de grupos del certamen. De hecho, le permitió amanecer hoy entre los cuatro mejores de la llave, posición que, de mantenerse, le abriría las puertas de la siguiente ronda.

El grupo sigue encabezado por los campeones defensores de Brasil, quienes batieron en sets corridos (27-25, 25-21 y 26-24) a la selección de Finlandia. Ese desenlace fue aprovechado por Alemania para escalar hasta la segunda posición, gracias a la victoria en cuatro sets sobre Túnez, con pizarra de 25-13, 25-19, 21-25 y 25-12.

La próxima fecha de este segmento está pactada para mañana, y el elenco cubano enfrentará a Túnez en busca de un tranquilo triunfo que le permita mantenerse en zona de clasificación. Además, germanos y fineses sostendrán un interesante duelo, mientras que Brasil no debe afrontar contratiempos para someter a Corea del Sur y preservar sus privilegios.

Otros resultados

Grupo C: Bulgaria-China 3-0 (25-23, 25-23 y 25-19), Canadá-Egipto 3-0 (25-14, 25-19 y 25-22), Rusia-México 3-1 (21-25, 25-20, 25-15 y 25-17). (R.M.)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.