Domadores: asediados, pero airosos

La tropa cubana de boxeo logró seis triunfos y sufrió cuatro derrotas ante el equipo Astaná Arlans kazajo en este match de promoción para la V Serie Mundial de Boxeo

Autor:

José Luis López

¿Seis triunfos y cuatro derrotas de los Domadores cubanos ante el Astaná Arlans kazajo, con menos de 20 días de preparación? Mi respuesta es que me parece una cota aceptable, aunque Cuba haya presentado a sus mejores hombres y el rival de marras haya enrolado a algunas de sus segundas figuras.

El martes, la tropa del entrenador-jefe Rolando Acebal paseó la distancia en la categoría C-1 (comprende las divisiones de 49, 56, 64, 75 y 91 kilogramos), al ganar cuatro combates en este match de promoción para la V Serie Mundial de Boxeo (WSB, por sus siglas en inglés), que se iniciará en enero de 2015.

Y cuando este miércoles se esperaba cerrar por todo lo alto con el C-2, sin dudas, la categoría en la que presenta púgiles de mayor experiencia y arsenal técnico-táctico, encajaron una inesperada derrota por 2-3. En ese desliz, hizo mella el descalabro de dos de sus estelares boxeadores: el bronce mundial Yosbany Veitía —en su nueva división de 52 kilogramos— y el campeón olímpico Roniel Iglesias (69).

Veitía no pudo esquivar (casi) ninguna de las derechas rectas que le envió al rostro Miras Zhakupov, victimario del avileño Gerardo Cervantes en la pasada IV WSB. El espirituano, con clara desventaja en alcance y estatura, intentó infructuosamente meterse en la corta distancia. Y cayó con votaciones de 49-46, 49-46, 48-47.

Mientras, Iglesias no fue el tradicional púgil rápido y de letales ganchos combinados con swinnes. Todo lo contrario. Se vio fuera de distancia, lento en sus desplazamientos, tiró poco y se agotó rápido en su combate ante Madiyar Ashkeyev. El veredicto justo de 2-1 (47-48, 48-47, 49-46) a favor del local, convirtió en un manicomio al Palacio de los Deportes, en Astaná.

Entretanto, el tercer triunfo kazajo sí estaba previsto. El joven supercompleto Yoandri Toirac se mostró valiente contra el gigante «refuerzo» croata Filip Hrgovic, quien ya había superado al cubano José Ángel Larduet en la IV WSB. El capitalino no dio ni pidió tregua, pero fue sorprendido al cierre del cuarto asalto con un potente derechazo al rostro. Y a solo dos segundos de iniciarse el quinto round, recibió otro más fuerte y el árbitro decretó el nocaut técnico.

Las dos sonrisas de los Domadores en este segundo cartel fueron al aval de sus dos bicampeones mundiales. Lázaro Álvarez (60) le dio un «repaso de boxeo» a Roman Shegrinov, lo combinó con muchos golpes en las tres distancias, incluidos potentes swinnes de izquierda y el marcador fue de 50-44, 50-45 y 50-45.

Mientras, el as de la riposta Julio César La Cruz le brindó la revancha al también «refuerzo» croata Hrvoje Sep, su víctima de la pasada campaña. Pero hubo un solo púgil sobre el encerado.  ese fue el camagüeyano, quien ahora le ganó con más comodidad 3-0 (triple 49-46), basado en su preciso trabajo en el contraataque. La Cruz le bajaba la guardia, lo provocaba y le tiraba una precisa sarta de golpes. Sep era todo agarre, empuje y cabezazos. Entonces, el arte se impuso al músculo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.