Quinto tropiezo en el Mundial de voleibol

Aunque finalmente logró ganar un set, la joven selección cubana de voleibol se despidió del Campeonato Mundial femenino de voleibol ocupando el último lugar del grupo D

Autor:

Raiko Martín

BARI, Italia.- La joven selección femenina cubana de voleibol se despidió de esta ciudad —y del Campeonato Mundial— arropada por el calor del público. Quienes prefirieron llegarse hasta el Palaflorio en la mañana dominical, premiaron a las muchachitas con un sentido aplauso cuando, después de batallar arduamente, consiguieron ganar su primer y único set en el torneo. Algo similar sucedió después de caer en cuatro parciales (20-25, 27-25, 20-25, 22-25) frente a la escuadra de Azerbaiyán, exigida al máximo para evitar un tie break que hubiese complicado sus opciones de clasificar a la segunda fase del certamen.

El desarrollo del match fue una especie de remake, visto lo que ha venido sucediendo día tras días, desde el debut ante las belgas. Frente a las azeríes afloraron las imprecisiones de siempre, la desconcentración en los momentos claves, pero sobre todo, cuando el rival marca dos o tres puntos seguidos. Enseguida comienza la inseguridad y, por la notable inexperiencia, cada una de las jugadoras cubanas se ahoga en un mar de dudas.

Se vio claramente durante el segundo set, después de lograr una ventaja considerable. Primer fallo, segundo, y se desató la crisis. Por fortuna, en las postrimerías del acto funcionó el bloqueo y cayó el tan anhelado primer set, que no sirve de mucho consuelo. Sin embargo, a nivel psicológico, este mínimo éxito beneficia la mentalidad al grupo, que poco a poco debe creerse que el trayecto de regreso a la élite es posible cubrirlo.

Igualmente, fue evidente la falta de equilibrio dentro del equipo. Esta vez la central Alena Rojas se mostró inmensa en todos los aspectos del juego, de ahí que fuera la principal referencia ofensiva con 18 puntos —de ellos seis por bloqueo—, y un notable 77.78 por ciento de efectividad. Solo de esa forma no fue tan evidente el discreto desempeño de la jovencita Melissa Vargas, quien aportó 15 unidades, pero apenas pudo redondear una efectividad del 38.71 por ciento.

Considerable también fue la contribución de Regla Gracia, autora de 16 unidades. La auxiliar fue fundamental a la hora de incomodar la recepción «enemiga», al punto de marcar seis puntos directos desde la línea de servicio.

De otro lado de la net hubo varias rivales que hicieron daño, pero ninguna como la «gigante» Polina Rahimova, quien no tuvo compasión y puso a funcionar su cuenta personal en 27 ocasiones (71 por ciento de efectividad).

Después de esta aventura mundialista, las discípulas de Juan Carlos Gala tomarán un brevísimo descanso, pues el próximo objetivo competitivo asoma ya en el horizonte. En los venidero Juegos Centroamericanos y del Caribe estas casi niñas «soñarán» con la reconquista del cetro regional, una tarea bastante difícil de cumplir con la presencia en Veracruz de los elencos de República Dominicana y Puerto Rico, que han lucido mucho mejor en este torneo universal.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.