En el último suspiro

El equipo de Villa Clara se convirtió este lunes en protagonista de otro notable repunte, frente al lanzador que menos carreras limpias había permitido en lo que va de torneo

Autor:

Raiko Martín

La historia del béisbol está plagada de épicas remontadas, de momentos en los que, de forma repentina, se trastocan los papeles. Algunas, por su trascendencia, quedan mejor fijadas en la memoria colectiva, pero todas dejan el agradable sabor —para el vencedor, claro está— de haber sacado, como se dice popularmente, el «juego del congelador».

Cuando aun está fresquecito el espectacular repunte de los Gallos espirituanos durante su última presentación en la capital, el equipo de Villa Clara se convirtió este lunes en protagonista de otro notable repunte frente, para más datos, el lanzador que menos carreras limpias había permitido en lo que va de torneo.

Hasta el noveno episodio la nave vueltabajera había transitado a favor de la corriente. El diestro Vladimir Baños, en una de sus mejores versiones de la campaña, había soportado tres anotaciones, dos de ellas registradas por los cuadrangulares de Yandrys Canto y Andy Zamora. No obstante, sus compañeros habían logrado establecer una ventaja de dos anotaciones, suficientes para soñar con el triunfo. Todavía más, porque otro Vladimir, pero de apellido Gutiérrez, estaba listo para bajar el telón.

Sin embargo, después de sacar dos outs el talentoso cerrador regaló el boleto que abrió la caja de los truenos. Acto seguido Canto le conectó el doblete que acortó distancias y el emergente Reyes se apuntó un hit por el cuadro que encendió las gradas del Sandino. Para mayores males le pegó demasiado la pelota a Álvarez, y con las bases congestionadas el hombre proa Yuniet Flores, que ya tenía par de imparables, fletó un batazo de dos bases que sentenció el triunfo de los Naranjas.

Aun con esa victoria que equilibró su balance, el equipo dirigido por Ramón Moré se mantiene algo alejado de la cima de la tabla de posiciones. Allí se acomodaron los Cocodrilos yumurinos gracias a una impecable faena de Yoannis Yera, otro serpentinero que ya suma cinco éxitos en la campaña.

El zurdo se mantuvo sobre el box durante ocho capítulos, en los que permitió apenas ¡dos imparables! al ataque agramontino. Fue tal su dominio que «retrató» a ocho rivales junto al home, regaló un solo boleto, y apenas se equivocó en el inning de apertura, cuando Dayron Blanco manchó la lechada con un solitario vuelacercas.

La carrera impulsada por Aníbal Medina en el segundo acto hubiese bastado a los matanceros para derrotar a Vicyoandri Odelín, pero un racimo de tres rayitas en el quinto, cuando dispararon cuatro «cohetazos» a tierra de nadie, puso la tranquilidad para convertirse en los primeros que llegan a 15 victorias en la campaña.

Meritorio también fue el quinto éxito sucesivo de los Piratas de la Isla de la Juventud; o lo que es lo mismo, el séptimo que consiguen en sus últimas diez presentaciones. Gracias a esto, anclaron momentáneamente en el cuarto escaño, y parece que desembarcarán nuevamente en el segundo tramo del torneo. Los «saqueados» esta vez fueron los Cachorros holguineros, a quienes les duró muy poco la ventaja inicial.

Al no disputarse el duelo Industriales-Las Tunas por el tardío arribo, por roturas en el transporte, de los capitalinos a la casa de los Leñadores, la nota más alta del programa diurno, en cuanto a ofensiva se refiere, la pusieron los yayaberos. Al parecer, inspirados por su anterior victoria en el último suspiro, masacraron a los Elefantes de Cienfuegos con un ramillete de 11 anotaciones en la segunda entrada, en la que tuvieron que escalar cinco sureños a la colina «de los martirios»; el juego no superó las siete entradas, y gracias a ello el diestro Ismel Jiménez también aprovechó la jornada para sumarse al pelotón de los que hasta el momento han conseguido cinco triunfos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.