Goles

El fútbol varonil de los Juegos Centroamericanos y del Caribe cuenta en su historia reciente con la presencia de algunas figuras de relieve mundial

Autor:

Juventud Rebelde

No será un torneo de élite, pero el fútbol varonil de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, pese a tener marcados límites de edad —antes sub-23 y ahora sub-21—, cuenta en su historia reciente con la presencia de algunas figuras de relieve mundial.

Basta citar una lista de jugadores estrellas o, al menos, futbolistas muy conocidos que tuvieron la distinción de participar en la cita regional más antigua de la historia, como los casos que  se enumeran a continuación.

El portero colombiano David Ospina, quien actualmente milita en el club inglés Arsenal, ganó el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) de Cartagena de Indias 2006, en lo que fue la más reciente ocasión en la que se desarrolló el fútbol masculino, ya que en Mayagüez 2010 el torneo fue suspendido. Ospina, entonces con 20 años, no adivinaba que seis años más tarde sería el cancerbero titular en el Mundial de Brasil 2014.

En la misma edición estuvo  el mundialista Keylor Navas, el ahora guardameta costarricense del Real Madrid. Pues bien, entre sus tesoros futbolísticos guarda la medalla de bronce de aquellos juegos, en los que solo permitió tres goles en cinco juegos.

¿Y qué me dicen del volante colombiano Freddy Guarín, quien se desempeña con el Inter de Milán italiano? Pocos recuerdan que el mundialista de Brasil 2014 jugó con la escuadra de su país y su buena gambeta fue clave en el cetro obtenido también en la cita colombiana de hace ocho años.

Otro actual talento del club mexicano Atlante es el delantero venezolano Giancarlo Maldonado. Cuando su carrera comenzaba, el joven fue incluido en la nómina de su país para los JCC de San Salvador 2002, donde jugó tres partidos y marcó dos tantos frente a Costa Rica y Barbados. Pero la «vinotinto» no pudo pasar de cuartos de final.

Y cierro con el defensa mexicano Héctor Moreno, del Espanyol de Barcelona. Ya había sido campeón del mundo, categoría infantil, en Perú 2005, cuando en julio de 2006 sufrió el duro golpe de ver cómo México caía por 1-3 con Honduras en cuartos de final. Y eso que ese día, precisamente, él marcó el único gol de su equipo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.