Gambetas, goles y trofeos

El joven Frank Manuel López, integrante de la escuadra sub-20 años, fue seleccionado el mejor futbolista juvenil por su encomiástica labor en las eliminatorias de la CFU (Confederación Norte Centroamericana y del Caribe)

Autor:

José Luis López

Al parecer, el veterano Yenier Márquez «le rompe las hojas al almanaque». A sus 35 años fue elegido Mejor Futbolista cubano del año 2014, entre otras razones, por ser clave en el cuarto lugar alcanzado por el equipo Cuba en la pasada Copa del Caribe, que le permitió clasificar para la Copa de Oro Estados Unidos 2015.

Según trascendió en la Gala por el Día del Fútbol en Cuba, Rachel Peláez recibió similar trofeo entre las mujeres, mientras Alejandro Marrero lo hizo en la modalidad de fútbol-sala. Además, Raúl González Triana destacó como entrenador, por su medalla de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Veracruz.

Igualmente, Yadel Martínez devino mejor árbitro, y similar distinción entre las féminas recayó en Nereyda Díaz. Por demás, Erick Hernández tuvo un reconocimiento especial por sus resultados en las pruebas de dominio del balón.

Y como mejor futbolista juvenil, se llevó las palmas el joven Frank Manuel López, integrante de la escuadra sub-20 años, por su encomiástica labor en las eliminatorias de la CFU (Confederación Norte Centroamericana y del Caribe).

En plena gala, el talentoso cienfueguero accedió a conversar con los lectores de Juventud Rebelde.

—¿Siempre futbolista y encargado de hacer goles?

—Sí, juego fútbol desde los siete años. Mi primer entrenador fue José Espinosa, en un área especial de mi ciudad natal. En este equipo sub-20, me roto en el área chica con Eddy Sanamé, con quien me combino muy bien. Es cierto que me encanta marcar goles, pero me baso más en ir a buscar balones y cederlos.

—Mejor futbolista juvenil del año e incluido en la selecta cifra de los diez mejores juveniles de Cuba. ¿Qué opinión te amerita este «doblete»?

—Realmente, sí pensaba en poder optar por la condición de mejor futbolista juvenil. He tenido un buen año en las eliminatorias de CFU, pues marqué cinco goles en la primera fase y otros dos en la segunda, en Trinidad y Tobago, donde anoté uno clave frente a los anfitriones. Pero no me esperaba estar entre los diez mejores deportistas del año en mi categoría y por eso estoy muy feliz.

—El equipo avanzó a la final de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe (Concacaf), que se disputará del 8 al 24 de enero, en Jamaica. ¿Cómo ha sido la preparación?

—Hicimos un esfuerzo muy grande, pues solo tuvimos cinco meses de entrenamiento, por las clases en nuestras provincias. Los más experimentados son Brian Rosales, Elier Pozo y David Urgellés, quienes estuvieron en los centroamericanos de Veracruz. La mayor fuerza del grupo radica en la defensa, pues permitimos muy pocos goles. Pero nosotros, los delanteros, debemos mejorar en el ataque. En los dos juegos amistosos contra Aruba, marcamos nueve goles. Pero fallamos en demasiadas ocasiones y eso habrá que superarlo para lograr el objetivo en la venidera justa de Jamaica, que no puede ser otro que clasificar para la Copa del Mundo del 2015 (en Nueva Zelanda), tal como lo hicieron nuestros anteriores futbolistas en Turquía 2013. Además, el mejor equipo del Caribe en esta final de Concacaf clasificará para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

—¿En qué debes hacer más hincapié para ser mejor?

—Tengo que mejorar mi preparación física. Estuve seis meses fuera de juego por mis deberes en el Servicio Militar Activo. Ando por los 72 kilogramos y mi peso ideal deber ser 66. Si lo logro, estaré mejor para jugar los partidos amistosos previstos los días 3 y 5 de enero, contra Jamaica, el anfitrión de la final de Concacaf, en los cuales espero hacer varios goles.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.