Herich sí... y Arisnoidys también

En esta cuarta fecha del Torneo de Boxeo Playa Girón, el arte se impuso al músculo. Los árbitros de las 19 peleas efectuadas apenas intervinieron. No hubo que romper muchos «abrazos» sobre el encerado

Autor:

José Luis López

SANTA CLARA.— La Comisión Nacional de Boxeo lo «sembró» como segundo hombre para definir el organigrama en la división de 91 kilogramos del Torneo de Boxeo Playa Girón, con sede en la sala Amistad, de esta ciudad. Y el joven pinero Herich Ruiz colmó esas expectativas y le tributó la razón, pues este jueves superó por 2-1 al fornido Frank Sánchez (GTM) para ubicarse en la gran final de mañana.

Ruiz, un joven zurdo de muy buena esgrima boxística, ganó el primer asalto basado en un golpeo más preciso, aprovechando el fallo del rival y una buena defensa de torso y manos. Pero Sánchez logró igualar en el segundo, cuando pudo contragolpear los intentos del pinero. Ya en el  último round, el ganador se pegó más en la corta distancia y sacó ligera ventaja con sus swinnes de izquierda. En la final, se medirá al intocable Erislandy Savón (GTM), que venció por 3-0 a José Chapotín (ART).

«Siempre confié en mi preparación física. Tenía que ganar para llegar a la final. Por eso, nunca dejé de tirar y estuve bien a la defensa. Sí, por el oro sé que tengo de rival a Savón. Pero voy decidido a vencer. Mucha velocidad para golpear y buena defensa serán mis principales armas ante un rival tan complicado», comentó Ruiz a JR tras culminar el combate.

Mientras, en los minimoscas también se conocieron los finalistas de mañana. El matancero Santiago Amador ganó por no presentación de su coterráneo Lázaro Barrueto, en tanto Luis Gabriel Correoso (HOL) aprovechó su mayor alcance, utilizó su efectivo jab de izquierda y supo combinarlo con varios golpes de derecha para vencer con cerrado 2-1 al experimentado Erier Pérez (CMG).

En esta cuarta fecha, el arte se impuso al músculo. Los árbitros de las 19 peleas efectuadas apenas intervinieron. No hubo que romper muchos «abrazos» sobre el encerado. Y al público siempre le agradan los combates que no tienen interrupciones.

Pero en ese «dale al que no te dio», los favoritos no dejaron margen a dudas. Superior aval técnico es sinónimo de resultados plausibles. Entonces, hubo espacio para levantar las manos del doble medallista de plata mundial Yasnier Toledo (CMG, 64), quien le aceptó el reto en las tres distancias a Liván Navarro (HAB). Y quedó claro su triunfo por 3-0, basado en su velocidad de manos y mayor potencia en el golpeo.

En ese mismo peso, el campeón mundial juvenil Kevin Brown (CMG) le dio una disertación de buen boxeo al siempre combativo Pablo de la Cruz (HOL) y lo superó por votación unánime. Rectos al pecho y golpes cruzados, signaron su triunfo.

Y finalmente, Arisnoidys Despaigne (SCU) demostró por qué le dio el triunfo a los Domadores de Cuba ante la franquicia azerí, en la IV Serie Mundial de Boxeo. Otra vez a base de perseguir, tirar y golpear, al minuto y ocho segundos conectó recto de derecha a la cara de Yoelkis Labañino (GTM), lo envió a la lona y firmó el primer nocaut del torneo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.