Algunas «fragilidades» femeninas

Las lesiones de rodilla por ligamento cruzado anterior son ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres, aseguró el doctor Yamil Gutiérrez Jorge durante la segunda jornada del Curso de Solidaridad Olímpica sobre los trastornos que afectan a las deportistas

Autor:

Julieta García Ríos

Las lesiones de rodilla por ligamento cruzado anterior son ocho veces más frecuentes en mujeres que en hombres, aseguró el doctor Yamil Gutiérrez Jorge durante la segunda jornada del Curso de Solidaridad Olímpica sobre los trastornos que afectan a las deportistas, que concluye este jueves en La Habana.

Dicha dolencia predomina en atletas que practican baloncesto, voleibol o hockey, en los que son comunes los saltos o paradas bruscas y mecanismos de pivotes.

«Factores biomecánicos hacen a las damas más propensas a la lesión», explicó el especialista, quien mencionó, entre otros, la formación del «ángulo Q» en la rodilla, que determina un fémur más en valgo (hacia dentro) y por tanto un sobreuso del ligamento en cuestión.

La activación muscular de la mujer comienza en el cuadricet, lo que supone una hiperextensión rápida de la rodilla y desplazamiento de la tibia por lo que se «lleva el ligamento». Como tratamiento preventivo a la lesión, el especialista recomendó el fortalecimiento del cuadricet, los isquiotibiales y los aductores para evitar las lesiones por esta causa.

Las hormonas sexuales femeninas, explicó, afectan también en el caso de esta dolencia, pues la presencia de estrógenos trae consigo una inhibición del procolágeno, sustancia que actúa en la prevención y reconstrucción de lesiones ligamentosas de tejidos conectivos.

En tal sentido, el también subdirector de docencia del Instituto de Medicina del Deporte agregó que cerca del 30 por ciento de estas lesiones ocurren alrededor del quinto día del ciclo menstrual.

Para hoy está prevista la culminación del Curso de Solidaridad Olímpica, que aborda la problemática de la mujer deportista relacionada con alteraciones del ciclo menstrual y nutricionales y la osteoporosis, conocidas como «triada» de la mujer deportista.

El mismo ha permitido capacitar a especialistas en la Medicina Deportiva y abordar la problemática desde diversas investigaciones que van desde la asistencia psicológica, hasta la prevención de anemias.

Valiosas han sido las intervenciones de María Caridad Colón, primera campeona olímpica de Latinoamérica, y actual presidenta de la Comisión Mujer y Deporte del Comité Olímpico Cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.