La serpentina se estira

Entre el 11 y el 22 de febrero próximos tendrá lugar el Clásico Guantánamo-La Habana, un giro que contemplará 1344 kilómetros distribuidos en 12 etapas

Autor:

Norland Rosendo

Como un augurio de que el año próximo volverá a correrse la Vuelta Ciclística a Cuba «con todas las de la ley», se efectuará entre el 11 y el 22 de febrero próximos el Clásico Guantánamo-La Habana, un giro que contemplará 1344 kilómetros distribuidos en 12 etapas.

Héctor Ruiz, comisionado nacional de ciclismo, confirmó que en el certamen participarán los mejores pedalistas cubanos del momento, excepto el santiaguero Pedro Portuondo, por lesión, y añadió que han mostrado interés de intervenir equipos de Ecuador, Panamá y Guatemala, pero aún no han confirmado.

En la lid están inscritos 84 atletas en representación de todas las provincias, salvo Mayabeque, y se espera una gran rivalidad en las cinco clasificaciones: general individual y por equipos, metas volantes, de montaña y sub-23.

Los conjuntos de Matanzas y Artemisa se vislumbran como los dos con mayores opciones para liderar la competencia por equipos.

El certamen comenzará con un circuito de 60 kilómetros en la ciudad de Guantánamo y concluirá con cuatro vueltas al Prado capitalino. Entre las etapas más agotadoras están el ascenso a la Gran Piedra y a Topes de Collantes, en el oriente y el centro del país, respectivamente.

También están contempladas una contrarreloj por equipos, que se correrá desde Cacocum hasta Holguín, y una contrarreloj individual entre Varadero y Matanzas.

Héctor Ruiz explicó que el Giro les servirá de preparación a los ciclistas que aspiran a un puesto en el plantel cubano que participará en los Juegos Panamericanos de Toronto, del 10 al 26 de julio venideros.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.