Neymar «compra» los boletos a Berlín

El Barcelona ya está en la final de la Liga de Campeones del fútbol europeo, a pesar de su derrota 2-3 frente al Bayern Munich

Autor:

Osniel Velazco Hernández

Ya casi estaba decidido. Parecía que el Barcelona iría a Munich a cumplir un mero trámite tras el 3-0 de la ida, en una de las semifinales de la Liga de Campeones del fútbol europeo. Sin embargo, el equipo catalán fue desbordado en los finales por el ímpetu del Bayern, aunque esto no le alcanzó a los alemanes para llegar a la final del torneo.

Los muniqueses salieron como una tromba en busca del milagro. Desde el inicio atacaron el área rival y encontraron su premio al minuto 7, cuando Benatia puso un cabezazo bien ajustado al poste, imposible de detener para Ter Stegen. Con este tanto los teutones obtenían la confianza para soñar.

Pero la alegría duró poco en el Alianz Arena, pues el «tridente blaugrana» se combinó magistralmente para que Neymar lograra la igualada al minuto 15, tras pase de Luis Suárez. La pesadilla apenas comenzaba porque poco después el brasileño volvió a marcar (29´) con otra asistencia del uruguayo. Era el jaque mate y el punto álgido de la noche para Neymar.

Los alemanes, consientes de que tenían que anotar cinco goles más apelaron fielmente a su estilo y se fueron arriba con todo. Sin embargo, se encontraron con una «muralla» en la portería contraria. En la valla culé, Marc-André Ter Stegen atajó todo lo que los del Bayern le dispararon durante el primer tiempo.

Inicialmente detuvo un cabezazo «flotado» de Müller, que iba al mismo ángulo de la puerta. Luego, Bastian Schweinsteiger también lo exigió en un remate con la testa. Y el climax llegó cuando rescató, sobre la línea de meta, un balón que rebotó en su humanidad tras un fuerte disparo del ariete polaco Robert Lewandowski. Sin dudas en una noche fantástica para el arquero visitante.

Para la segunda parte los ánimos estaban más calmados y el balón recorría el campo con tranquilidad, hasta que el Bayern volvió a abrir fuego por intermedio de Lewandowski, quien igualó la pizarra al minuto 59.

Mientras que el Barcelona dejaba que el tiempo transcurriera, los teutones siguieron remando contra la corriente, y vieron sus esfuerzos premiados al minuto 74, por intermedio de Thomas Müller, quien remató ajustado al poste, desde el borde del área.

Pero todo quedó allí, aunque los del Bayern siguieron mostrando carácter y vergüenza. La maquinaria catalana volvió a lucr imparable y el próximo 6 de junio será un dificilísimo rival. Ya sea el Juventus o el Real Madrid el otro finalista, tendrá que «bailar con la mas fea» ante el conjunto culé.

Lea además

La noche de Neymar

Ter Stegen atajó todo

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.