El Cosmos «bailó» bajo la lluvia

El equipo neoyorquino marcó cuatro goles en el primer tiempo y superó 4-1 a Cuba sin grandes contratiempos

Autor:

José Luis López

El club Cosmos de Nueva York lo aprovechó todo sobre la cancha y la selección cubana tuvo un primer tiempo para el olvido, con varias desatenciones defensivas que costaron bien caro. Entonces, ese trámite no podría traducirse en algo menos que una goleada de 4-1 a favor del cuadro visitante, en un partido histórico disputado bajo una llovizna pertinaz en el estadio nacional Pedro Marrero, que colmó la capacidad para 20 000 espectadores.

Los goles neoyorquinos llegaron en el primer tiempo. El desajustado juego de la escuadra anfitriona, con reiterados errores de marca y salida con el balón desde la zona zaguera, dejaron en una difícil situación a su defensa.

El veloz ariete Lucky Mkosana celebra uno de sus goles.

El entrenador Giovanni Savarese acertó en su diseño de juego de retrasar un poco a su crack español Raúl González y encomendarle los goles al zimbabwense Lucky Mkosana, quien cumplió con par de dianas en los minutos 8 y 41. Por los visitantes, que supieron abrir las bandas y centrar muchos balones al área, también marcaron el volante uruguayo Sebastián Guenzatti (minuto 32) y el estadounidense Hagop Chirishian (35).

Raúl, el «Ángel de Madrid», no corrió mucho. Pero jugó los 90 minutos —se esperaba que solo lo hiciera en 45—, porque quería complacer a la afición. Eso era evidente. Por demás, dio un recital de buenas gambetas con su educada pierna derecha, sus pases fueron precisos y, como era de esperar, levantó al graderío.

La ofensiva cubana despertó en el segundo tiempo del partido, pero no fructificaron sus entradas al área chica del Cosmos.

El volante Andy Vaquero, llevado ahora hacia la zona de contención por el técnico Raúl González Triana, marcó la honrilla local a los 50 minutos, con un potente disparo cruzado y raso, imparable para el cancerbero Jimmy Maurer. Sin dudas, el capitalino fue el más incisivo en ataque con sus arrancadas desde la mitad de la cancha, pero también recuperó muchos balones en el medio sector.

El Cosmos de Nueva York y la selección nacional cubana de fútbol.

Cuba se creció en el segundo tiempo. Equilibró sus líneas y llegó en reiteradas ocasiones al área chica rival. Pero sus hombres de punta no supieron definir.

Las estadísticas reflejan que el Cosmos tuvo mayor posesión del balón (56 %). Y en eso, las palmas para Guenzatti y el español Ayoze García, quienes también jugaron los 90 minutos.

«Tuvimos un primer tiempo muy desajustado, nos desequilibramos y el rival lo aprovechó para anotar los cuatro goles. En el segundo tiempo, reajustamos las líneas, tocamos más, pero fallamos muchas posibilidades de gol», comentó Triana en conferencia de prensa tras finalizar el juego.

Mientras, Saravese declaró que esta será una experiencia inolvidable, más allá de lo que él había imaginado. «Pusimos un buen equipo para dar espectáculo y ganar, además de preparar a la selección cubana para la venidera Copa de Oro. A los cubanos les faltó un poco más de contundencia, porque tuvieron muchas posibilidades. Espero que mejoren para el partido mundialista contra Curazao», sentenció el estratega.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.