En busca de tiempos dorados

Un cuarteto de gimnastas cubanos anunció en Europa, durante la Copa del Mundo de Gimnasia Artística, que la Isla tendrá tiempos dorados en este deporte

Autor:

Julieta García Ríos

ANADIA parece un sitio lejano en el tiempo. Y no es para menos, la espera para debutar en Copas del Mundo se le ha hecho eterna a la nueva generación de gimnastas cubanos, que finalmente ven materializado ese sueño.

El martes 18 de mayo uno tras otro fueron pasando por la cabina de inmigración del aeropuerto José Martí, en La Habana. Son los atletas Marcia Videaux, Yesenia Ferrera, Randy Lerú y Manrique Larduet, la jueza Orisel Martínez y la pareja de entrenadores Yareimis Vázquez y Carlos Gil, quien va al frente de la delegación.

Todos han de hacer un largo recorrido que tiene como destino la ciudad portuguesa de Anadia, donde se realizará entre el 21 y 24 de mayo la Copa del Mundo de Gimnasia.

El trayecto es agotador; requiere de dos vuelos: La Habana-Madrid y Madrid-Lisboa. Una vez en tierra portuguesa, el idioma, aunque parecido al nuestro, añade otras tensiones. Los cubanos toman un tren hacia Oporto y, desde allí, siguen en taxi hacia su última parada: hotel Las Termas, rodeado por baños termales, en Anadia. Han transcurrido casi 24 horas de viaje, y el cuerpo les duele tanto como si hubiesen entrenado intensamente, sin descansar un segundo.

El sitio les parece el fin del mundo, aunque para otros sea el centro. Es la noche del    miércoles 19 de mayo, y en su confortable habitación repasan los pormenores de un viaje que luego de 12 años, trae a la Isla de vuelta a escenarios reservados para los grandes.

En Anadia la delegación deportiva cubana contó con el apoyo de Johana Tablada, embajadora de Cuba en Portugal, y de Rui Silva, presidente de la Asociación de Amistad Portugal-Cuba de Coimbra, quienes aparecen a ambos lados de la imagen.

Del cuestionamiento al asombro

Jueves 20 de mayo. Cuba es el último país en llegar a las modernas instalaciones del Centro de Alto Rendimiento de Sangalhos, Anadia. Y su entrada acapara la atención de los atletas y preparadores de las 29 naciones ya presentes.

Las miradas se clavan en los criollos, cuyos nombres son desconocidos en el Viejo Continente. Y aunque no intercambian palabras, sienten como si a gritos les preguntaran: ¿ustedes qué hacen aquí? La verdad es que nadie los esperaba.

Son las diez de la mañana, y Marcia, Yesenia, Randy y Manrique se disponen a entrenar, justo cuando en La Habana los relojes marcan las cuatro de la madrugada.

Ahora el gimnasio parece ser solo para ellos. La mayoría de los equipos terminó de entrenar y algunos atletas se fijan en la actividad del novel cuarteto criollo, con atletas de entre 15 y 19 años.

Muy posiblemente el rostro de los «espectadores», tan gimnastas como ellos, pasa del cuestionamiento al asombro. Luego del calentamiento, han visto el virtuosismo de la selección de los cubanos, sus magníficos saltos y buenas ejecuciones en barras fijas y paralelas. No dudan de que los nuestros representen una amenaza para el podio.

Días más tarde los resultados lo confirman. Suyas son cuatro coronas, dos medallas de plata e igual número de bronce.

La atleta Marcia Videaux.

Marcia sorprende

A Marcia Videaux, una manzanillera de 15 años, le cuesta comunicarse con desconocidos. No en balde cuando se le pregunta por lo que más le impresionó de la cita mundialista, refiere: «La cantidad de atletas presentes, el público». Detalle este que de no advertirlo a tiempo la «profe» Yareimis Cedeño, quien la preparó para enfrentar esa presión, hubiese incidido negativamente en esta atleta que hacía su debut internacional.

«Marcia visualiza su selección con las manos. Con ellas dibuja en el aire cada uno de los pasos a realizar… La noté rara en la competencia, le avergonzaba hacer esa rutina frente a tanta gente», cuenta la entrenadora, que aunque un poco mayor que sus pupilos, no deja de ser una joven, a sus 29 años de edad.

«Olvida todo lo que te rodea y piensa que estás en La Habana, en tu Escuela de Gimnasia, entrenando», fue el consejo de Yareimis.

Sus palabras son tan efectivas como la mágica frase de «Abracadabra». La muchachita transita con éxito: se adueña de la corona en caballo de salto, con acumulado de 15.112, y fuera de pronósticos gana medalla de bronce en barras asimétricas (13. 425).

Marcia Videaux, de Cuba, se llevó al cuello la medalla de oro en el concurso de caballo de salto. La acompañan en el podio la mexicana Alexa Moreno y la chilena Makarena Pinto.

La entrenadora es una de las más sorprendidas con este último resultado. «Las barras asimétricas —dice— es el aparato donde las gimnastas cubanas presentan mayores deficiencias. Marcia no tenía una gran nota de partida (se refiere al valor, según el grado de «complejidad» de los ocho elementos técnicos que componen la selección), pero por la calidad de su ejecución accede al podio».

Su otra pupila, Yesenia Ferrera, reina del all around en los Juegos Centrocaribeños de Veracruz 2014, también tuvo buen desempeño, aunque su cuerpo le jugó una mala pasada. En primera posición pasó a finales en viga de equilibrio con registro de 13.800 puntos y cuarta en ejercicios a manos libres (13.050) y caballo de saltos (14. 700). Precisamente, en su primer salto de finales se lesiona, lo que le impide mantenerse en competencia.

El estelar gimnasta Manrique Larduet.

El hombre de las medallas

La televisión portuguesa RTP 2 transmite en vivo la Copa del Mundo. Los comentaristas ponderan la actuación de los criollos, hablan de un renacer de la gimnasia cubana y Manrique Larduet recibe el apelativo del Hombre de las Medallas, así lo comenta a Juventud Rebelde vía electrónica Johana Tablada, embajadora de Cuba en Portugal.

El calificativo le queda a la medida de su esculpida figura de 1.63 centímetros. Este cubano —nacido el 10 de julio de 1996 en Santiago de Cuba— se apoderó de medallas en cinco de las seis pruebas en disputa; solo el caballo con arzones le fue inaccesible. Triunfó en caballo de salto, en ejercicios a manos libres y barra fija, con calificaciones de 14.812, 15.075 y 14.975, por ese orden. También fue subtitular en barras paralelas (15.625) y en anillas (14.925).

Con el oro en tres eventos y platas en otros dos, el cubano Manrique Larduet fue la estrella de la Copa del Mundo de Anadia, Portugal.

Conocido es su talento, pero los resultados se deben a intensas jornadas de preparación y a una estrategia trazada durante el transcurso de la competencia.

Carlos Gil, de 30 años y entrenador del equipo masculino, llegó a la justa mundialista con la incertidumbre de cómo los jueces europeos evaluarían su trabajo. Quería validar la gimnasia que hacen sus pupilos, esos que comenzó a preparar con apenas diez años. Pronto la incógnita se despejaría.

«Para mí lo más importante era la puntuación. Así logramos clasificar a finales. Las medallas fueron cayendo poco a poco, y una vez que comenzamos a ganar quisimos más».

Ello explica cómo en ocasiones arriesgaban todo con un nuevo elemento y, en otras, para asegurar el podio, se mantenían conservadores y realizaban un elemento ya probado, aunque el no arriesgarse significara unas décimas de menos en la puntuación.

Fue un certamen difícil por varias razones, han coincidido los atletas y entrenadores cubanos. Con un sistema de competencia diferente al acostumbrado —en el que en un mismo día realizas todos los aparatos de manera consecutiva—, en Anadia los concursos se dividieron en dos días. Las pruebas se hicieron una por una y no simultáneamente, lo que requiere de más tiempo y agota más. Además, el área de calentamiento era independiente, lo que exige estar atento al llamado para la competencia e ir directo al aparato sin antes probarlo.

Alexander Abreu le canta

Randy Lerú, de Cuba, es llamado al salón de competencia. Es el octavo y último concursante en barras fijas. Con él cierra la Copa del Mundo, que durante cuatro días ha tenido lugar en Portugal.

Lerú aún no tiene medallas, pero ha lucido bien en Anadia. Por eso va por ella. Es su aparato preferido y donde hace dos días clasificó tras Manrique, quien sigue de puntero.

Para lograr la concentración trae a la memoria los acordes de Alexander Abreu y Habana D’ Primera: «A ti se te olvidó quién soy yo/, pero la vida es así/ No hay nada más bonito en este mundo en que vivimos/ Que un día tras del otro ¡amén!».

Así repasa cada movimiento y cuando se siente listo, el más alto de los gimnastas cubanos (1.72 cm) salta y sujeta con firmeza la barra. No hay contratiempos, la ejecución es buena, los diez elementos fluyen de manera acompasada. Clava al caer y la pizarra marca 14.400. Cuba sube al podio con sus dos hombres: el oro va al cuello de Manrique y el bronce al de Lerú.

Durante la premiación del evento de barra fija Manrique Larduet (oro) y Randy Lerú (bronce) subieron al podio en representación de Cuba. Otro atleta, también latinoamericano, ganaba la medalla de plata: Francisco Barretto, de Brasil.

Una escuela fructifica

Mientras en Anadia se desarrollaba la Copa Mundial, en Boyeros, lugar en la periferia de La Habana, más de 130 niños entrenaban en La Escuela Nacional de Gimnasia. Ellos sueñan también con llegar a formar el equipo Cuba. Son el relevo de los que ahora triunfan en tierras lejanas.

Los resultados de Portugal han sido posibles gracias a la existencia de una escuela como esta de la calle habanera de Perla. Esa idea de Fidel de crear un centro de este tipo, como semilla que se planta en tierra fértil y se ha convertido en árbol frondoso, da sus primeros frutos. La cosecha no puede ser mejor. Veremos qué nos depara Toronto.

El veredicto de Orisel

La jueza Orisel Martínez.

La consulta con Orisel Martínez es obligatoria. Fue la única jueza que representó a Cuba en Portugal. Tuvo en la década de los 80 una exitosa carrera y atesora 13 medallas a nivel regional. Es la única latinoamericana dueña del all around en certámenes panamericanos, prueba siempre dominada por las estadounidenses. Sucedió en Caracas, en 1983.

«En la gimnasia se evalúan tres parámetros principales: la dificultad, la ejecución técnica y la expresión artística.

«En el primero, se evalúan elementos de alto riesgo que sirven de enlace a otros, cuando estamos a nivel mundial. Pero, si queremos acceder al podio planetario, debemos buscar la perfección a la hora de ejecutar la técnica. Se trata de alinear el cuerpo en cada postura, tener aberturas de más de 180 grados, los brazos y las piernas han de quedar bien extendidos, y llevar los empeines o punteos al máximo. Hay que clavar (caer con los dos pies, unidos y flexionados) en cada aterrizaje, no puede haber desbalance, pues es el cierre de la ejecución.

También se necesita trabajar mucho en la expresión artística, que no es más que el estilo de cada gimnasta, su manera de transmitir estados de ánimo y sentimientos, y de interpretar la música en el caso de las muchachas.

La embajadora Johana Tablada despidió en el aeropuerto de Lisboa a la  delegación deportiva cubana, que regresó a casa con ocho medallas: cuatro de oro, dos de plata e igual número de bronce.

Resultados de la Copa del Mundo, Anadia , Portugal 2015.

Resultados Femeninos

Caballo de salto:

1. Marcia Videaux, CUB, 15.112

2. Alexa Moreno, MEX, 14.900

3. Makarena Pinto, CHI, 14.387

Barras asimétricas:

1. Jessica López, VEN, 14.850

2. Ana Filipa Martins, POR, 13.650

3. Marcia Videaux, CUB, 13.425

Viga de equilibrio:

1. Emma Larsson, SWE, 13.600

2. Ayelen Tarabini, ARG, 13.475

3. Charlotte Sullivan, NZL, 13.100

3. Tzuf Feldon, ISR, 13.100

Ejercicio a manos libre o Piso:

1. Dorina Boczogo, HUN, 13.650

2. Ayelen Tarabini, ARG, 13.425

3. Sasa Golob, SLO, 13.225

Resultados Masculinos:

1. Manrique Larduet, CUB, 15.075

2. Ziga Silc, SLO, 14.925

3. Caio Souza, BRA, 14.750

Caballo con arzones

1. Jossimar Calvo, COL, 15.325

2. Dmitrijs Trefilovs, LAT, 15.100

3. Cyril Tommasone, FRA, 14.950

Anillas:

1. Federico Molinari, ARG, 15.275

2. Manrique Larduet, CUB, 14.925

3. Tommy Ramos, PUR, 14.775

Caballo de salto:

1. Manrique Larduet, CUB, 14.812

2. Dominick Cunningham, GBR, 14.625

3. Vitalijs Kardasovs, LAT, 14.587

Barras Paralelas:

1. Jossimar Calvo, COL, 15.950

2. Manrique Larduet, CUB, 15.625

3. Ashley Watson, GBR, 15.250

Barra fija:

1. Manrique Larduet, CUB, 14.975

2. Francisco Barretto, BRA, 14.950

3. Randy Lerú Bell, CUB, 14.400

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.