Dio una patada y salió oro - Deporte

Dio una patada y salió oro

Este martes José Cobas  derrotó espectacularmente al dominicano Moisés Hernández en la final de los 80 kilogramos del taekwondo

Autor:

Norland Rosendo

MISSISSAUGA, Toronto.— Hacía 48 horas que Cuba no ganaba una presea de oro. La última había sido en esta misma instalación, en este mismo deporte. Y con el mismo marcador con el que anoche José Cobas  derrotó espectacularmente al dominicano Moisés Hernández en la final de los 80 kilogramos del taekwondo.

Fue otro combate decidido casi con el campanazo final y en el que hubo protagonismo de los jueces que invalidaron tres veces los golpes del habanero.

Sin embargo, Cobas, sereno, concentrado, supo dar las patadas precisas a la cabeza de su rival, con las cuales aseguró, por 10-9, una presea de oro que fue muy disfrutada no solo por él, sino también por mucho público que en las gradas se solidarizó con Cuba.

A falta de tres segundos se produjo la cuarta reclamación de los merengues, y en la mesa estuvieron más de dos minutos para decidir lo que era evidente según las imágenes difundidas por las pantallas gigantes. Para Roberto Cárdenas, entrenador de Cobas, los jueces fueron muy injustos con su discípulo.

«Ganó por su combatividad, porque tiene un carácter que lo ayuda, se sabe autocontrolar, cuando está combatiendo no le importa quién es el adversario, si es campeón del mundo o no, él es muy cumplidor de las indicaciones tácticas que le damos», argumentó Cárdenas.

Por su parte, Cobas dijo que había sido un combate muy difícil porque el dominicano tiene las extremidades muy largas. «Me lo creo y no me lo creo, dijo al pasar por la zona de entrevistas. Me lo creo porque trabajé duro para esta medalla, y no me lo creo por mi juventud (21 años). Este triunfo es también del colectivo de entrenadores», confesó el campeón.

Cobas había accedido a la discusión del cetro tras derrotar en semifinales al mexicano René Lizarraga, subcampeón del mundial de 2013 en Puebla, por cerrado marcador de 5-4.

Tanto Cobas como Lizarra habían sido campeones en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, solo que en divisiones diferentes, el cubano en los 74 kilos y el otro en los 80.

Un rato antes, la cubana Daima Villalón (67 kilos) había dispuesto de la costarricense Khaterine Alvarado en el combate por la medalla de bronce, nueve puntos por tres. En el primer asalto la santiaguera de 21 años también marcó cinco puntos con los que prácticamente decidió la victoria. Cuando la tica quiso forzar las acciones, aprovechó para aumentar la ventaja.

«Estoy feliz, maravillada, solamente había competido fuera de Cuba en el clasificatorio para estos Juegos, y de aquí me voy con un bronce. Le dedico esta medalla a mi mamá, que es mi ídolo, mi inspiración.

«Fui superándome y ganado en confianza con cada presentación, así pude combatir con más seguridad por el tercer lugar», dijo.

Sobre su revés ante la estadounidense Paige McPherson en los cuartos de finales explicó que estaba desconcentrada y falló en irse mucho atrás, lo que aprovechó su adversaria.

«Daima, además de excelentes condiciones físicas, tiene habilidades para las técnicas combinadas al peto y a la cabeza, recursos que con las nuevas reglas de este deporte la benefician mucho», explicó su entrenador Arlen González.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.