Buscando el epicentro

Hoy cierra para la mayoría de los equipos la campaña regular del certamen, y ninguno puede rozar el balance conseguido por los jóvenes Naranjas

Autor:

Raiko Martín

Es un hecho que una de las semifinales del II Campeonato Nacional de Béisbol, categoría sub-23, comenzará en Villa Clara. Hoy cierra para la mayoría de los equipos la campaña regular del certamen, y ninguno puede rozar el balance conseguido por los jóvenes Naranjas. Además de liderar sin contratiempos el grupo B, los numeritos le aseguran la condición de locales en toda la serie de un máximo de tres partidos ante La Habana, según nos aclararon los organizadores del torneo.

El otro cruce todavía no tiene escenario definido, pues teóricamente Santiago de Cuba, el sólido candidato del grupo D, puede igualar los números de Sancti Spíritus, puntero indiscutible de la llave C. Los yayaberos salieron airosos este miércoles, y si en la fecha de cierre vuelven a clavar sus espuelas a los avileños, los campos de batalla quedarán asentados en el centro de la Isla.

Siempre es ventajoso jugar en casa, pero para los espirituanos la carretera no ha sido un problema mayor. En patio ajeno han «picoteado» duro en 15 de sus 19 presentaciones, la última de ellas este miércoles frente a Ciego de Ávila en la tierra de la piña.

Para ello, tuvieron que equilibrar la pizarra en el sexto episodio. Luego, con un racimo de tres anotaciones en el octavo, en el que hilvanaron tres imparables seguidos y un elevado de sacrificio, sentenciaron el primer éxito a favor de Javier Vázquez y el octavo rescate de Yankiel Mauri.

Por su parte, la armada villaclareña soportó una vez más la rebelión de última hora protagonizada por los cienfuegueros. Perdían por cuatro los sureños a la hora de recoger los bates cuando, después de dos out, montaron la emboscada. Si lograron escapar los dirigidos por Vladimir Hernández fue gracias al efectivo rescate del zurdo Eddy Díaz.

A su vez, Santiago de Cuba volvió a pisar en firme sobre el diamante guantanamero, primero nadando a contracorriente y después soportando el asedio de los Indios. El cuadrangular de Yeri Martínez en el quinto capítulo y el hit impulsor de Suri en el octavo parecían definitorios para la causa de las Avispas, pero el relevista Osquier Cutido tuvo que meter el brazo para abortar la escaramuza de los locales.

En otros resultados, la novena capitalina siguió su buen paso en el ultramarino Cristóbal Labra frente a los Piratas pineros, al tiempo que el sotanero elenco de Pinar del Río pudo consolar a sus seguidores sometiendo a los Cazadores artemiseños.

En Güines, la representación de Mayabeque pintó de blanco por segundo día consecutivo a los muchachones de Matanzas, y los Cachorritos holguineros supieron ladrar fuerte para imponerse a los Potros granmenses.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.