Bases resentidas

Los muchachos del equipo sub-15 de béisbol regresaron con un cuarto lugar en el certamen continental, y los chicos del elenco sub-18 vieron evaporarse sus ilusiones de pelear por el trono en la cita universal para su edad, y tienen muy difícil anclar en el podio del torneo

Autor:

Raiko Martín

Con menos de un mes de diferencia, dos selecciones cubanas de categorías menores partieron de casa con un sueño, y ambas lo vieron escurrirse entre sus dedos. Primero, los muchachos del equipo sub-15 regresaron con un cuarto lugar en el certamen continental, aunque con el consuelo de haber conseguido uno de los cupos para el Campeonato Mundial de la categoría. Ahora, los chicos del elenco sub-18 vieron evaporarse sus ilusiones de pelear por el trono en la cita universal para su edad, y tienen muy difícil anclar en el podio del torneo.

A la medianoche de este viernes, los discípulos de Luis Cuba sellaban su destino final enfrentando a los anfitriones japoneses, por demás únicos invictos en el certamen y ya protagonistas seguros en el partido por el cetro. En otras circunstancias sería esperanzador un posible relajamiento del rival, pero se trata de los nipones, siempre serios en todo y para todo.

Hasta esta delicada situación llegó el equipo cubano luego de encajar su segunda derrota en el Súper Round o segunda fase, ahora por la mínima diferencia ante Estados Unidos, que con el desenlace también se aseguró un puesto en la final.

Llama la atención que los tres tropiezos de nuestros muchachos han sido in extremis. En la fase de grupos solo cedieron ante Corea del Sur por 3-4 en extrainnings. Y en la segunda ronda fueron sometidos con pizarra de 4-7 por los australianos —también en batalla de más de nueve entradas—, antes del ya mencionado desliz frente a los norteños.

El primer tercio de ese juego fue un pulso en el que los caribeños llevaron la mejor parte gracias al racimo de cinco anotaciones del tercer acto. Entonces, ligaron muy bien cinco cohetazos con una pifia rival y un lanzamiento escapado, para asegurar una ínfima ventaja que se extendió hasta el séptimo capítulo.

Fatídica resultó esa entrada, cuando los vencedores marcaron las dos anotaciones decisivas frente a los envíos del relevista Josimar Cousín, mal defendido por sus compañeros.

Con este resultado la novena de la Mayor de las Antillas acumula un triunfo y tres reveses. En la jornada, Canadá venció por 10-3 a Australia, y ambos equipos presentan similar balance que los cubanos. Además, Japón (6-0) conservó su invicto con un KO de 12-0 sobre Corea del Sur (2-2), ya con espacio asegurado en la disputa de las medallas de bronce.

Curiosamente, los equipos del fondo despedían la ronda enfrentando a los tres de vanguardia, de ahí que la incertidumbre sobre el cuarto aspirante a medallas llegara hasta el final. Además del tope entre cubanos y nipones, estaban programados los choques Corea del Sur-Australia y Estados Unidos-Canadá.

Barridas en el horizonte

Al ponerse el sol, cuatro de las subseries que comenzaron el pasado jueves conservaban sus opciones de terminar en barridas.

Con la escoba en la mano amanecen hoy los Cocodrilos yumurinos después de blanquear a los Indios del Guaso. Yasiel Santoya volvió a lucir en su patio, ahora con un vuelacercas de cuatro carreras.

Mientras, Yosvani Torres y Liván Moinelo guiaron a los pinareños a su segundo triunfo frente a los Elefantes cienfuegueros; más cerrada fue ahora la victoria de las Avispas indómitas sobre los Leñadores tuneros, y los Alazanes granmenses controlaron por segunda jornada sucesiva los vientos huracanados de Mayabeque. De repetirse estas historias, no quedará ni el polvo de los perdedores.

Machado a las duchas

La comisión disciplinaria de la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) anunció su determinación de inhabilitar al mánager avileño Roger Machado  durante seis juegos e imponerle multa de 200 pesos.

La medida responde a una indisciplina grave cometida el 1ro. de septiembre, durante el juego número 20 del calendario —IND-CAV en el estadio José Ramón Cepero—, cuando le faltó el respeto y ofendió verbalmente a la árbitro Yanet Moreno Mendinueta.

La DNB puntualizó que en el análisis de tal situación tuvo en cuenta la trayectoria deportiva de Roger, así como sus méritos como mánager.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.