Más cerca de Río

Esa actuación perfecta en el torneo Norceca del voleibol masculino les permitió a los antillanos eludir la siempre veleidosa muerte súbita de los cuartos de final y asegurar un pasaje para la justa preolímpica de enero

Autor:

Norland Rosendo

Ni siquiera el equipo anfitrión, México, pudo ponerle una zancadilla a la sexteta de Cuba en la fase de grupos del torneo Norceca de voleibol masculino, que hasta el domingo tiene por sede a la ciudad de Córdoba, en el estado de Veracruz.

Esa actuación perfecta en la primera etapa del certamen les permitió a los antillanos eludir la siempre veleidosa muerte súbita de los cuartos de final y además asegurar un pasaje para la justa preolímpica de enero.

Hasta ahora lo más notable de los cubanos ha sido el paso arrollador durante los nueve set jugados, porque desde antes de comenzar la lid salían como favoritos para encabezar el grupo y conservar las esperanzas de asistir a la cita estival de Río de Janeiro.

Luego de que el plantel de Estados Unidos asegurara su boleto olímpico en la pasada Copa del Mundo, el camino de Cuba quedaba despejado para mejorar el tercer lugar ocupado en el torneo Norceca de hace dos años en Canadá.

Sin incluir las estadísticas de los cuartos de final, Rolando Cepeda (28), Osmany Uriarte (24) y Javier Jiménez (23) aparecen en el top ten de los máximos anotadores.

Aunque en todos los departamentos de juego hay cubanos entre los más sobresalientes, solo lideran uno: el bloqueo, en el cual el 1-2 lo conforman Luis Tomás Sosa y Osmany Uriarte.

De manera colectiva, los criollos encabezan —como se supone después de ver los datos individuales— el bloqueo; ocupan el segundo puesto en el ataque, el servicio y la defensa; son cuartos en el recibo y quintos en el pase.

La cantidad de errores no forzados cometidos por los cubanos sigue reflejando que en ese sentido falta mucho por hacer. A Costa Rica y México les regalaron un set completo por esa vía y a los débiles trinitarios les obsequiaron 15 puntos.

Por lo pronto, Cuba estará en el Final Four de enero, certamen que premiará al rey con un cupo entre los 12 que rivalizarán por el cetro olímpico, y a los ocupantes de los lugares dos y tres les dejará una opción más para estar en la fiesta carioca de agosto de 2016.

Ahora vendría muy bien no solo que estén en la final del torneo Norceca, sino que lo ganen. Y pueden.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.