Igualdad en primer pulso

Un empate 2-2 fue el resultado del primer duelo amistoso entre las selecciones femeninas sub-17 años de Cuba y Costa Rica

Autor:

José Luis López

Ritmo, buenas gambetas, goles y empate 2-2, ¿se le puede pedir más a un partido de fútbol? Pues bien, ese fue el resultado del primer duelo amistoso entre las selecciones femeninas sub-17 años de Cuba y Costa Rica, jugado este miércoles  en el estadio nacional Pedro Marrero.

Realmente, se cumplió lo esperado. Cada equipo demostró sus principales dotes y no hubo especulaciones en los respectivos diseños de juego.

Las ticas, más capacitadas técnicamente, tuvieron la posesión del balón y controlaron el medio campo, comandadas por sus volantes María Paula Salas y Carmen Marín. En tanto, Cuba mostró la velocidad de sus jugadoras y el buen desborde por las bandas. Mención especial para la dupla que integraron su extremo izquierdo Leyda Chirino y la lateral María Álvarez, así como Melissa Cerda, por el flanco derecho.

Cuba abrió el marcador en el minuto 18, cuando en un veloz contragolpe, Chirino llegó al área rival, centró el balón, hubo una mano y la árbitra Yanelis Chávez marcó el penal. Yilianni Sablón lo cobró duro, de zurda, hacia el ángulo, indetenible para la arquera Akira Rabí.

Pero a pocos segundos de escucharse el silbatazo para el fin del primer tiempo, llegó un verdadero golazo para el empate tico. La defensa central Sthephannie Blanco, dueña de los balones parados,  cobró de tiro directo una falta a casi ¡40 metros! La esférica pegó en la parte superior del segundo poste… y la cancerbera cubana, Liameuris Hernández, solo pudo aplaudir. Y ahí mismo explotó el graderío del Marrero, con tan genial ejecución. Así, se fueron al descanso.

En el complementario, Cuba inició bien arriba, jugando en terreno tico. Y en el minuto 50, tras el cobro de un córner, su defensa central Wendy Corcho les ganó por arriba a todas las defensoras y marcó con un certero cabezazo. Yo no recuerdo el último que vi de ese modo por un equipo femenino de la Isla, en cualquier categoría. ¡Enhorabuena!

Pero las ticas no se amilanaron. Mantuvieron el dominio en el medio sector, y en el minuto 68 Mefannie Palacios recibió un pase, se mandó un veloz sprint por la banda derecha y no se detuvo hasta anidar el balón en la red rival con un incómodo tiro raso, de poca fuerza, que dio el empate bien «saboreado» por su directora técnica, Amalia Valverde. ¡No quiero imaginarme —y creo que ella tampoco—, lo que reportarían los periódicos ticos si esta selección caía ante Cuba!

La debutante escuadra criolla pudo hacer historia en esta categoría si vencía a Costa Rica, cuarto lugar de Concacaf. Pero después de un veloz contraataque, Maritania Mengana erró su disparo en el mano a mano ante Akira, en el minuto 89.

El segundo duelo se disputará mañana, en la vetusta instalación capitalina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.