La tercera espada

Muchos ilustres jugadores han asumido la enorme responsabilidad de ocupar el tercer turno de la alineación dentro y fuera de casa, y no por gusto muchos de ellos están considerados entre los mejores peloteros de la historia del béisbol cubano

Autores:

Raiko Martín
Benigno Daquinta

A lo largo de nuestras series nacionales, muchos jugadores se han distinguido por permanecer siempre como terceros en la alineación.

Por ejemplo, en aquellas primeras versiones fue habitual ver a Fidel Linares asumir esa  responsabilidad en los equipos occidentales y pinareños, o a Felipe Sarduy en los equipos agramontinos.

También entre los emblemáticos estuvo Félix Isasi, el tercer mosquetero en aquel famoso trío de matanceros, y también colocado en ese puesto cuando integraba la selección nacional. Aunque a la luz de hoy sus números sean inferiores a otros que después llegaron a sobresalir cumpliendo la función de tercer madero, sin dudas fue en su momento un extraclase, como también lo fue Pedro Chávez, quien sin llegar a las 1 500 veces al bate aparece en la siguiente tabla en consideración a todo lo que representó para los primeros equipos de la capital cubana y también para el béisbol nacional.

Generalmente, quienes ocupan ese lugar en el line up, son los jugadores más completos dentro del equipo. Se caracterizan por combinar tacto y poder de fuego para embasarse y empujar carreras al mismo tiempo, reunir una alta capacidad física y desarrollar una notable velocidad que le permita, además de robar bases, ganar más de una con sus conexiones.

Entre quienes han llegado a brillar con estas cualidades se encuentran varios que, sin temor a equivocarnos, pueden aparecer en cualquier lista que reúna a los mejores peloteros del béisbol cubano. En esas compilaciones no pudieran faltar nombres como los de Fernando Sánchez, Omar Linares y más recientemente el de Yulieski Gourriel, o el de algunos otros que, si hubiesen permanecido en Cuba, tal vez serían dueños de varios récords.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.