La nave endereza el rumbo

Los Piratas pineros pusieron proa hacia el éxito y navegaron con suerte, ganándole la serie particular a los campeones de Ciego de Ávila

Autor:

Raiko Martín

Cuando todo parecía indicar que el buque había quedado al pairo después de cuatro derrotas sucesivas, los Piratas pineros pusieron proa hacia el éxito y navegaron con suerte, ganándole la serie particular a los campeones de Ciego de Ávila, con el valor añadido de haberlo logrado lejos de su puerto madre.

El triunfo de este lunes fue a sangre y fuego, pues la ventaja visitante de dos carreras a la altura del octavo episodio se diluyó a falta de dos outs para la recogida de bates. Entonces Rubén Valdés, con compañeros en segunda y tercera bases, disparó cañonazo a la pradera central que forzó el alargue del partido.

Sin embargo, ya con la obligación de acudir a la Regla IBAF para desabrochar el duelo, la definición llegó con un error en tiro desde la intermedia cometido por Yorelvis Charles, colocado en esa posición después de un «enroque» casi completo en el cuadro de los locales. A pesar del tropiezo, los aficionados pudieron disfrutar de la base robada número cien del jardinero Yoelvis Fiss, quien de esa forma se convierte en el primer avileño que, con más de 200 cuadrangulares, llega a esa cifra de estafas.

Mientras, Industriales no pudo evitar que los Alazanes granmenses les dieran alcance en la tabla de posiciones, luego de capitular por segunda vez en Bayamo. El duelo llegó en equilibrio al cuarto episodio, cuando los dueños de casa ligaron tres incogibles con una pifia de Rudy Reyes en la intermedia para tomar ventaja.

Los dirigidos por Javier Méndez remaron bien a contracorriente para estrechar diferencias, pero el bullpen quedó otra vez en deuda. El refuerzo santiaguero Maikel Castellanos, con su hit en la séptima entrada frente al relevista Carlos Ramírez, fletó las dos anotaciones de la tranquilidad, bien defendida desde el box por José Ramón Olivera.

En otro de los duelos vespertinos el héroe fue el holguinero Yunior Paumier, impulsor de tres de las cuatro carreras con las que su equipo blanqueó a la novena vueltabajera para equilibrar momentáneamente el pulso particular. Dos Carlos, Santisteban y León, unieron esfuerzos con Raicol Suárez para dejar en solo cinco hits a la artillería pativerde, mientras que Yeison Pacheco disparaba un solitario vuelacercas que hubiese bastado para someter a Yosvani Torres.

No obstante, Paumier se encargó del tiro de gracia, primero despachando otro cuadrangular de una carrera, y luego un doblete propulsor de dos compañeros.

También bajo la luz del sol se vivió la segunda victoria de los Leñadores tuneros frente a los Cocodrilos yumurinos, ahora con un marcador más estrecho. Se quedaron cortos los discípulos de Víctor Mesa con la reacción en el noveno episodio, pues los anfitriones habían establecido una notable ventaja con un ataque de nueve inatrapables, con destaque para el enmascarado Yosvani Alarcón —en tarde perfecta—, junto al novato y hombre proa Rubén Paz, quien conectó tres hits en cuatro turnos, con una carrera empujada.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.