Sulian Matienzo: «Estoy como en casa»

JR entrevista, vía Facebook, a una de las cinco jugadoras de la selección nacional de voleibol que fueronfichadas este año por clubes extranjeros

Autor:

Norland Rosendo

La voleibolista cubana Sulian Matienzo está lejos de su familia. Pasó su último cumpleaños en la República Checa. Cuenta que había cerveza, «a la cubana», pero no había casi cubanos para festejar. Solo ella y su compañera Melissa Vargas. Tampoco estará aquí el 31 de diciembre. Así y todo, dice que se siente como en casa.

Ella es una de las cinco jugadoras de la selección nacional de voleibol que fueron fichadas este año por clubes extranjeros. Junto a Melissa integra el equipo Prostejov, de la liga de la República Checa, que fue campeón la temporada pasada y en esta anda por el mismo rumbo, pues encabeza la tabla de posiciones de la etapa clasificatoria con balance de 13 victorias y una sola derrota.

Sulian, en sus ratos libres, «mata el gorrión» conectada a las redes sociales. Y entre saludos, fotos que cuelga, siempre está dispuesta para responder algunas preguntas de JR. Solo que, voleibolista al fin, sus frases son como remates potentes: rápidos, precisos, sin mucho regodeo, para «burlar» a la defensa.

—¿Es muy fuerte esa liga?

—Sí, es buena. Los equipos juegan bien y, sobre todo, defienden mucho.

—¿Qué te ha impresionado más?

—Todo es igual, nos parece que estamos con el equipo Cuba jugando en otro país. Hay mucho compañerismo.

—¿En cuáles aspectos han trabajado más los entrenadores contigo?

—En el recibo y la defensa. He aprendido mucho sobre la ubicación en la cancha para la defensa.

—¿Te gusta esa liga o quisieras irte para otra la temporada siguiente?

—Me gusta esta, pero si se pudiera ir a una fuerte sería muy bueno.

—¿Cómo te va con el idioma?

—Nos comunicamos en inglés, y nos pusieron profesores para que lo aprendamos bien.

—Dices que estás como en Cuba, pero ¿qué es lo que más extrañas de acá?

—Todo, no hay nada que no recuerde de allá. Desde la familia y las amistades hasta los lugares.

—¿Y el fin de año?

—Lo pasaremos aquí Melissa Vargas y yo, pasearemos un poco por la ciudad y trataremos de alejar la nostalgia. Mi cumpleaños hace unos días fue como un ensayo. Para las fiestas, no hay nada como Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.