Arranca bien el Tren

La maquinaria del Tren Azul se impuso este sábado frente a los Búfalos avileños, en el reencuentro de estos equipos tras la final de la pasada Liga Superior de Baloncesto

Autor:

Mabel Sánchez Torres

Decididos a retener el título, la maquinaria del Tren Azul se impuso ayer ante el ímpetu de los Búfalos avileños, en el reencuentro de estos equipos tras la final de la pasada Liga Superior de Baloncesto (LSB).

A pesar de la lluvia, gran cantidad de aficionados se dieron cita en las gradas de La Mariposa, instalación de la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte Manuel Fajardo, en la capital, y la mayoría salieron complacidos por el desenlace del cotejo y varias jugadas espectaculares como hacía tiempo no se veían en certámenes cubanos.

Los primeros tres parciales vaticinaban la victoria de la «manada» de Jesús Martos, que por momentos llegó a tener ventaja de diez cartones. El quinteto de Capitalinos, sin embargo, logró remontar la diferencia en el último cuarto para concluir delante en la pizarra, por 72-67.

Por los habaneros, el hombre clave fue Orestes Torres con 15 puntos, mientras que Marvin Cairo —quien regresa al baloncesto cubano tras su incursión en varias ligas de América— y Arlen Alorda aportaron 14 tantos cada uno. El avileño Yasser Rodríguez sumó 19 puntos, que lo convirtieron en el máximo anotador del partido.

Rainel Panfet, director técnico de los actuales titulares de la LSB, reconoció la capacidad combativa del rival, así como los bajos porcentajes de los triples por parte de sus pupilos, lo que afectó notablemente la ofensiva. No obstante, se mostró satisfecho con el resultado.

Jesús Martos, por su parte, se quejó de algunas imprecisiones de los árbitros que perjudicaron a su selección, aunque admitió que no fueron las causas de la derrota. «Perdimos por el incumplimiento del plan táctico a la ofensiva y la cantidad de tiros al aro que se fallaron en las postrimerías», explicó.

Antes del partido se celebró la ceremonia de inauguración del torneo, en la que fue reconocido Mario César Quintero, «Risita», integrante de la selección nacional de baloncesto en la Olimpiada de 1948, quien además se desempeñó como árbitro en 1 118 partidos internacionales, lo que representa un récord para un juez cubano en deportes colectivos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.